Auge de minería depredadora y contaminante en México: ONG

Publicado el agosto 28, 2017, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


En aumento, el número de empresas que emplean el sistema de explotación a cielo abierto

Producir un gramo de oro requiere 380 litros de agua, 850 gramos de cianuro y la electricidad que consume un hogar en una semana

En tres años, 65 empresas utilizarán este método, advierte

Alfredo Valadez Rodríguez – Corresponsal, Periódico La Jornada, Lunes 28 de agosto de 2017, Zacatecas, Zac.

Foto
Decenas de camiones mineros –también llamados yucles–, cada uno con capacidad de carga de 330 toneladas, en la mina a cielo abierto Peñasquito, de la canadiense Goldcorp, ubicada en el municipio de Mazapil, en el semidesierto norte de Zacatecas. Peñasquito es la principal productora de oro y plata de México, de acuerdo con un reporte de la organización no gubernamental Geocomunes y la Fundación Rosa LuxemburgoFoto Alfredo Valadez Rodríguez

Para extraer un gramo de oro en México, las compañías mineras extranjeras y nacionales que usan el método de cielo abierto requieren 380 litros de agua, 43.6 kilovatios de electricidad –equivalentes al consumo promedio semanal de un hogar–, así como dinamitar y extraer hasta cuatro toneladas de rocas y usar 850 gramos de cianuro de sodio.

En México operan 45 minas que extraen con ese método oro, plata, cobre y zinc, entre otros metales, y para 2020 serán 65 empresas las que emplean ese procedimiento, prohibido en muchos países por ser depredador de recursos naturales y contaminante del medio ambiente.

Estos datos son parte de las conclusiones del informe Amenaza neoliberal a los bienes comunes: panorama nacional de megaproyectos mineros, elaborado por el colectivo no gubernamental GeoComunes, con la participación de investigadores y académicos de América Latina, Estados Unidos y Europa, y con el apoyo de la fundación alemana Rosa Luxemburgo.

De acuerdo con el estudio, que utilizó información de 19 fuentes gubernamentales y de organismos civiles, en México el oro es el mineral más importante, por el número de proyectos de extracción, así como por las ganancias que genera su venta y por los impactos que provoca su explotación.

El documento advierte que la finalidad del estudio es aportar información “para debatir el discurso hegemónico que la promueve como actividad pública y como industria generadora de progreso y desarrollo.

Acudimos a un proceso de acumulación capitalista a gran escala por parte de grupos empresariales nacionales y corporaciones trasnacionales que se han territorializado a lo largo de todo el país y apropiado de los bienes comunes en detrimento de las condiciones de vida de las comunidades cercanas a las minas.

En el país operan 270 minas, las cuales están concesionadas a 93 compañías; 20 por ciento de ellas son de capital canadiense; 18 por ciento, estadunidense, y 56 por ciento pertenecen a empresarios mexicanos.

Aparte de esas 270 minas, en México había hasta 2015 un total de 992 proyectos mineros en exploración. Es decir, el gobierno ha otorgado, por conducto de la Secretaría de Economía, concesiones a empresas que hacen perforaciones para analizar la calidad y cantidad de los minerales en el subsuelo. Con ello evalúan la rentabilidad de la mina.

Los permisos para estos 992 proyectos de exploración fueron expedidos a 476 compañías, 77 por ciento de las cuales son canadienses; 10 por ciento, estadunidenses, y 8 por ciento, mexicanas.

Además, 47 empresas tienen 65 proyectos mineros en desarrollo, lo que significa que se encuentran en fase de construcción de minas, construcción de caminos y otras obras necesarias para comenzar la extracción comercial de los metales preciosos. Sesenta por ciento de estos proyectos extractivos son de capital canadiense; 10 por ciento, estadunidense, y 20 por ciento, de mexicanos.

Grandes ganancias… para Canadá

El estudio incluye infografías sobre el saqueo de oro, plata y cobre en México. Destaca que la mina Peñasquito, de la canadiense Goldcorp, en Zacatecas, ocupa el primer lugar nacional en producción de oro y plata. Concentra 25 por ciento de la extracción del primer metal, con 860 mil onzas en 2015, lo cual representó al consorcio con matriz en Vancouver un ingreso de mil 646 millones de dólares.

Detrás se ubica la mina La Herradura, en Sonora, propiedad de Peñoles, del empresario mexicano Alberto Baillères, que obtuvo 398 mil onzas de oro.

En tercer y cuarto lugares están las minas El Limón-Guajes, y Los Filos, ambas en Guerrero, también de capital canadiense. La primera es de Torrex Gold y la segunda de Goldcorp y Leagold.

Respecto a la producción nacional de plata, la mina Peñasquito, en el municipio de Mazapil, también ocupó el primer lugar en 2015, con 25.93 millones de onzas, 25 por ciento del total nacional.

En segundo y tercer lugares corresponden a las minas Saucito y Fresnillo, en Zacatecas, que operadas por las compañías Peñoles y Fresnillo PLC (ambas propiedad del magnate mexicano Alberto Baillères), que produjeron 21.98 y 15.61 millones de onzas, respectivamente.

México, detalla el estudio, fue el primer productor mundial de plata durante 2015, con 191 millones de onzas. Zacatecas acapara 42 por ciento de la producción nacional de plata y tiene las tres minas más importantes.

En cuanto a la producción nacional de cobre, Grupo México, de Germán Larrea Mota Velasco, mantiene el primer lugar con 77 por ciento del total nacional, producido en minas Buenavista del Cobre y La Caridad, ambas en Sonora. Esos enclaves produjeron 266 millones de toneladas de cobre en 2015.

Consultar el estudio completo AQUÍ

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: