Víctimas de #Atenco comparecen ante Coridh

Publicado el noviembre 16, 2017, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

.
Jueces y jueza escuchan relato de los hechos de lo ocurrido en Atenco por Norma Jiménez, una de las víctimas. Foto @CorteIDH

Esta mañana inició la audiencia en la que los jueces de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Coridh) conocerán el caso de la tortura sexual contra once mujeres durante el operativo policiaco en San Salvador Atenco, en mayo de 2006.

Emir Olivares Alonso, La Jornada, jueves, 16 nov 2017 11:49

En principio ha tocado escuchar a cinco de las once denunciantes del Estado mexicano, así como a la representación de la Comisión Interamericana de Derechos HUmanos, que estudió el caso y dio un informe de fondo, pero debido a que las autoridades mexicanas no lo cumplieron a cabalidad, turnó el asunto a la Coridh para alcanzar la justicia tras más de 11 años de los hechos.

La primera vicepresidenta de la CIDH enfatizó en su comparencia: “Estas acciones ejemplifican la crueldad con que los policías trataron a estas víctimas porque eran mujeres”.

Hasta ahora, han comparecido dos de las cinco víctimas que rendirán su testimonio. Norma Jiménez y Claudia Hernández, quienes narraron la terrible experiencia que vivieron. Ambas señalaron ante los jueces internacionales ha ver sido objeto de abuso sexual por varios policías, mientras otros veían, se burlaba y no hacían nada. Demandaron justicia, sanción a todos los responsables, que se profundice en la cadena de mando para castigar no sólo a quienes ejecutaron, sino a quienes operaron y diseñaron la estrategia, y garantías de que hechos así no vuelvan a repetirse en el país.

No fue sencilla su comparencia. Por momentos se quedaban en silencio, al borde del llanto, por la dureza de recordar aquellos hechos. Para ello contaron con el apoyo de los jueces de la Coridh, quienes les dijeron que se podían tomar todo el tiempo que necesitaran.

Ambas señalaron que fueron golpeadas, sometidas, humilladas. Los policías les introdujeron sus dedos por la vagina, y en el caso de Norma, también en el ano.

Los abusos les rompieron la vida. Hasta ahora, dijeron, les cuesta trabajo socializar y relacionarse con la gente, particularmente con los hombres. Sus carreras profesionales se vieron interrumpidas ante el trauma que les dejó la violencia de la que fueron víctimas.

Hace 11 años, Norma era estudiante de artes plásticas y tuvo que dejar esa pasión, pues debido a los golpes perpetrados por los policías, sus manos ahora son inservibles para el arte. Claudia estudiaba entonces ciencias políticas y administración pública en la UNAM, y se tituló hasta diez años después ya que los abusos la llevaron incluso hasta pensar en atentar contra su vida.

La audiencia se encuentra en un receso y falta por escuchar el testimonio de tres de las víctimas. Por la tarde, dos peritos independientes también harán sus valoraciones sobre el caso.

Los representantes del Estado mexicano han interrogado a las víctimas, pero sus preguntas se han centrado más en conocer si las mujeres denunciantes tienen conocimiento de que hubo 52 servidores públicos consignados por el caso y que se han propuesto algunas reparaciones -que no fueron aceptadas en su momento por las víctimas. Esto ha motivado que los jueces de la Corte llamaran la atención de los funcionarios mexicanos, pues las interrogantes no han abonado al objetivo de la audiencia.

La sesión seguirá mañana viernes, con los alegatos tanto de las víctimas y sus representantes legales del Centro de Derechos Humanos MIguel Agustín Pro Juárez, y por parte de los representantes del Estado mexicano.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: