Un plan absurdo – Keiser Report

Publicado el noviembre 19, 2017, Bajo Video, Autor LluviadeCafe.


Esta nueva emisión del programa ‘Keiser Report’ aborda las estrategias de manipulación financiera del mercado que se utilizan para afectar económicamente a otras personas e incluso a otros países como Catar.

La guerra económica contra Catar consiste en atacar la moneda del país del golfo Pérsico recurriendo a la manipulación de bonos y derivados. Según explica Max Keiser, estas manipulaciones son posibles debido a los fondos de cobertura y a una especie de inversores “deshonestos” que tienen acceso a entre 20 y 30 billones de dólares de dinero extraterritorial, “que pasa desapercibido y que no se declara”, pudiendo conseguir dinero de “forma ilimitada” a través de los bancos centrales con una tasa de interés del 0%.

Visitantes en la construcción del estadio de Al Wakrah, destinado para el Mundial de 2022 en Catar.Emiratos Árabes Unidos sobre Catar: “Sin Copa Mundial no hay crisis”
Por eso, para atacar a un país como Catar, solo tienen que entrar en el mercado de bonos y de divisas y utilizar deudas “muy apalancadas”, vendiéndolas a un alto precio en órdenes de venta, continúa el anfitrión. Asimismo, pueden desestabilizar el mercado haciéndolo más volátil e inflando los tipos de interés.

Además, se puede acelerar la deuda de un Estado a través de una serie de transacciones ficticias que bajen el precio de los bonos del país, una técnica de manipulación conocida como ‘pintar la cinta’ (‘painting the tape’, en inglés) y que consiste en intercambiar los instrumentos una y otra vez para crear la falsa impresión de que hay mucho movimiento en el mercado.

En este sentido, Max señala que los inversores “quieren aumentar el coste de los préstamos”, hasta el punto de que el país en cuestión “se declare en quiebra”.

Entre otras tácticas para causar crisis en el país, también figura la preocupación como método de manipulación, indica Stacy. El método consiste en mantener al mercado arrinconado y fomentar el miedo a que se produzca una caída de los precios recurriendo a noticias negativas prefabricadas.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: