Buscadora de fosas, premiada en Holanda: “La sangre recuerda la incapacidad del Estado mexicano”

Publicado el diciembre 9, 2017, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.


SINEMBARGO
La mexicana Graciela Pérez recibió hoy el Tulipán por los Derechos Humanos, un premio anual otorgado por el Gobierno holandés, en una ceremonia en la que denunció la “incapacidad del Estado” para resolver el problema de las desapariciones forzadas en su país.“Acepto el premio no de forma personal, sino en nombre de los miles de familiares de desaparecidos”, dijo Pérez, que explicó al público que no busca “reconocimiento ni galardones”, sino a su hija adolescente, su hermano y sus tres sobrinos desde hace más de cinco años.

Sus parientes volvían por carretera de un viaje a Estados Unidos cuando, a menos de dos horas de que llegaran a casa, dejaron de enviar comunicaciones y desaparecieron sin dejar rastro.

Fue entonces cuando Pérez dejó su trabajo como maestra y comenzó una búsqueda a tiempo completo que se encontró con decenas de obstáculos burocráticos.

“Ir de una institución a otra me sirvió para darme cuenta de que no harían nada”, dijo la mexicana, lo que la llevó a fundar en 2014, junto a otras víctimas, el proyecto Ciencia Forense Ciudadana.
Las dos patas principales de esta organización son un registro nacional de personas desaparecidas y una base de datos con muestras de ADN de familiares de víctimas.

Esas pruebas facilitan la búsqueda de sus seres queridos y, en caso de poder recuperar los cuerpos, certifican que son realmente sus familiares.

“Buscar ha sido doloroso. Darme cuenta de que había hombres y mujeres que compartían el mismo dolor fue desesperanzador”, dijo Pérez entre lágrimas, al tiempo que denunció que las autoridades de su estado, Tamaulipas, le recomendaron que no investigara por su cuenta porque era “peligroso”.
En la entrega del premio, a la que asistió el embajador de México en Holanda, Edgar Elías, la defensora de derechos humanos denunció que las autoridades “han fracasado cada vez que han intentado retomar el control de Tamaulipas”, lugar donde desaparecieron sus familiares.

“En cada fracaso, la sangre derramada que corre por las calles nos atormenta y nos recuerda la incapacidad del Estado”, añadió Pérez, que compareció con un cartel en el que se podían ver las fotografías de sus cinco parientes desaparecidos.
Al acto, que se celebró en la galería de arte “Het Nutshuis”, en La Haya, asistió además el ministro de Asuntos Exteriores de Holanda, Halbe Zijlstra, que definió a Pérez no sólo como una “defensora de los derechos humanos”, sino como una “luchadora por los derechos humanos”.

La mexicana Graciela Pérez recibió hoy el Tulipán por los Derechos Humanos. Foto: Twiter @DutchMFA

Dijo que el trabajo de la mexicana es “una inspiración para mucha gente” y le deseó “fuerza y coraje para que pueda continuar con su importante trabajo”, dirigiéndole incluso unas palabras en español.

Pérez recibió una larga ovación del público cuando recibió el galardón de manos del ministro y el acto concluyó con el cántico “¡Vivos los llevaron! ¡Vivos los queremos!” por parte de algunos mexicanos que estaban presentes.
El premio ha servido para arrojar luz sobre el problema de las desapariciones forzadas en México, que se acentuó a partir de 2006 cuando el expresidente Felipe Calderón declaró la “guerra contra el narcotráfico”.

El Gobierno mexicano actual aprobó en noviembre pasado una Ley General de Desaparición Forzada y Desaparición por Particulares que busca atajar el problema.

En declaraciones a Efe, Pérez explicó que la promulgación de esa ley fue debida a la presión de los familiares, y dijo que ellos no pueden bajar la guardia porque “con los cambios de administraciones cambian a las personas” y con ello “la voluntad y la actitud” para resolver el problema.
ADEMÁS

México es una “gran fosa clandestina”, dicen familias de desaparecidos
Sin embargo, “ahora las familias están más empoderadas y más especializadas”, por lo que ya no les “engañarán tan fácilmente” en caso de que la ley no sea efectiva, dijo.

El Tulipán por los Derechos Humanos está dotado con 100 mil euros, dinero que Pérez dedicará a proyectos para buscar cuerpos enterrados en fosas clandestinas.

“Hay cientos de lugares en los que no se han buscado y sabemos que existen. Tengo una carpeta enorme de puntos de sitios, croquis y mapas hechos a mano por parte de gente que fue secuestrada y regresada, o detenidos que han aportado algo”, explicó.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: