Columna ¡EUREKA! Comentario del texto “El movimiento de retorno al sujeto y el enfoque de las representaciones sociales” de Denise Jodelet

Publicado el diciembre 13, 2017, Bajo Ciencia, ColumnaRNR, EDUCACIÓN, Investigación, Autor Rucobo.

Comentario del texto “El movimiento de retorno al sujeto y el enfoque de las representaciones sociales” de Denise Jodelet
Columna ¡EUREKA! de: Máster en Filosofía, Alberto Rafael León Ramos
13 diciembre 2017

El texto de Jodelet inicia marcando una ruta que transita entre la filosofía, la historia, la política y la posmodernidad. En concreto lo referente a la noción de sujeto. ¿Por qué es importante entender y repensar la noción de sujeto? Bien, por un lado se quiere hacer notar que las disciplinas humanísticas y de las ciencias sociales han tratado el tópico del sujeto desde puntos de vista singulares. Unas veces se ha pretendido una “muerte del sujeto” con lo cual se pensaba se había llegado a un fin del pensar reflexivo. Otras veces, el sujeto era algo ajeno al mundo y era menester hacerlo volver al plano de la realidad. Es pues, la abstracción del sujeto llegó a su máxima expresión.

El tópico del sujeto es importante para Jodelet porque es aquel punto en donde la reflexión se puede gestar. De esa manera nos expone desde una perspectiva histórica las formas en que los diversos autores van desarrollando reflexiones acerca del sujeto y la subjetividad. Tanto Foucalt, Descartes, Kant, Heidegger, Derrida, Rioux, Dosse, Giddens, Touraine, entre otros, nos hablan del sujeto de carne y hueso. No del sujeto teórico y abstracto. Y entre tantos teóricos se lanza la pregunta ¿a dónde se fue el sujeto?

Básicamente se puede notar que el sujeto no se ha ido a ningún lado, tampoco existe una muerte como “tal” del sujeto, mucho menos ha dejado de ser objeto de reflexión, puesto que el tema sigue en boga. El punto es que no hay tanta potencia teórica para repensar la categoría de sujeto y con ella de la subjetividad. Y por ello Jodelet nos hablará de una “retorno del sujeto y específicamente centrar la atención en las representaciones sociales”. Aunque la tarea es ardua.

¿De qué manera se puede seguir pensando en la categoría de sujeto en la actualidad? La autora nos dice que es menester pensar el sujeto pero como inmerso en la sociedad, es decir, nada ajeno a lo real, al mundo, a la vida. Ya que si se sigue pensando al sujeto como aquello aislado no se podrá avanzar en la teorización de la subjetividad ni de la intersubjetividad. Más allá de eso también es necesario pensar en el ámbito de las representaciones sociales desde un punto de vista teórico y práctico. En ese sentido Jodelet plantea las tres esferas de pertenencia en las representaciones sociales: subjetividad, inter-subjetividad y trans-subjetividad.

El primero, el de subjetividad, se refiere a la propia representación que tenga el individuo y va con ello el contexto en que le toca desarrollarse vivencialmente y que contempla intereses, deseos, emociones, estado intelectual. En segundo término se tiene la inter-subjetividad va referida a la interacción entre sujetos y muchas de ellas son negociadas y producidas en común a través de la comunicación verbal directa. Por último, se tiene la trans-subjetividad y ésta abarca las dos anteriores en tanto retoma cosas del individuo concreto como de los grupos que conforman aquellos. En síntesis retoma cosas de la subjetividad y la inter-subjetividad para combinarlos y darles sentido en un tercer momento, si es que así se le puede denominar. Es una amalgama. Y con estos tres momentos se puede agregar el denominado horizonte, que es una remisión directa a la filosofía. Sin un horizonte no puede haber una comprensión de los procesos en los imaginarios ni las representaciones sociales.

El problema el que está apuntando Jodelet es que el término sujeto se había conceptualizado demasiado que parecía no tener rostro ni cuerpo. También que se estaba teorizando dejando de lado la trans-subjetividad, parte fundamental para repensar en el horizonte de la comprensión de todo sujeto o grupo social humano. Y por ello, para Jodelet, era necesario hacer un rodeo algo sinuoso entre teoría y praxis para poder enfrentar al sujeto con su realidad, su situación, su cuerpo y sobre todo con sus representaciones sociales, cosa que han dejado de lado muchos estudiosos del tema.

En ese sentido sólo deseo apuntar tres cosas. A) el pensar la categoría de sujeto es algo importante no sólo para las representaciones sociales sino para todas las humanidades y las disciplinas incrustadas en las ciencias sociales. B) La palabra “sujeto” tiene una onerosa carga semántica que acarrea muchos problemas, entre ellos, seguir pensado que todo lo subjetivo está adentro o que es parte que no puede ser objeto de estudio. Por ello es necesario: c) Analizar y repensar el concepto mismo de “sujeto” desde un enfoque epistemológico para encontrar un camino diferente al solipsismo cartesiano. Esa sería la tarea.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: