2017: lamentoso año

Publicado el diciembre 21, 2017, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.


LA JORNADA
John Saxe-Fernández
La Ofunam concluyó su Temporada anual con la lamentosa Sexta Sinfonía de Tchaikovsky. Fue un llamado al silencio, a la reflexión de la vida y la muerte; también sobre las enormidades existenciales que vivió y vive la humanidad en este 2017. Desde lo local, nacional a lo internacional y planetario, terremotos incluidos, fue un annus horribilis. Como nunca desde octubre de 1962 estamos todavía más cerca de una guerra nuclear. En 2017 el totalitarismo asomó su fea faz hitleriana cuando Trump, desde la Asamblea General, amenazó con su total destrucción a una nación asiática integrante de ese cuerpo, haciendo añicos la Carta de la ONU.

También en 2017 el Comando Sur de Estados Unidos, con aval de Michel Temer y el silencio de los medios, realizó un gran operativo de ocupación/intervención militar sobre el Amazonas con la mira en los recursos naturales y en Venezuela, mientras en México el prianismo legalizó un desequilibrio civil-militar equiparable al ascenso de Victoriano Huerta, mientras se nos notificó la incongruente coalición electoral de Morena, mi partido, con el derechista Partido Encuentro Social (PES), negador de derechos sociales, del laicismo en asuntos de Estado que dio decisivo apoyo a la inconstitucional Ley de Seguridad Interior (LSI, sic).

En entrevista con Amy Goodman de Democracy Now para presentar su libro The Doomsday Machine Daniel Ellsberg, el primer gran filtradorde los Documentos del Pentágono, nos entera que para la guerra nuclear Estados Unidos siempre vio como mejor opción (¡ sic!) un primer ataque sorpresivo contra la URSS usando 25 mil ojivas dirigidas a todas las ciudades y aldeas de esa nación y a los centros de China. Las bajas estimadas en tiempos de Kennedy, con una población mundial de 3 mil millones, se calcularon en 600 millones. Las revelaciones de Ellsberg son más significativas a la luz de investigaciones científicas recientes no incluidas en sus análisis, dadas a conocer por la Academia Nacional de Ciencias estadunidense (PNAS 25/7/17), que corroboran que aun sin una tercera guerra mundial está en curso una masiva aniquilación de la biodiversidad.

Por otro lado, las amenazas industriales-extractivistas y militares que se ciernen sobre el Amazonas brasileño, la mayor área biodiversa y de agua dulce del planeta, recrudecieron en 2017. No son nuevas. En 2003 y ante los riesgos a la soberanía brasileña, el entonces presidente Lula vetó una iniciativa legislativa para que Estados Unidos usara la base de Alcántara (Amazonas). Ahora, desde que Temer invitó al gobierno estadunidense a que la use para lanzar satélites se acentuaron las gestiones y operaciones castrenses imperialistas. La más reciente, AmazonLog-2017, es objeto de un puntual y bien documentado trabajo de Santiago Navarro y Renata Bressi:The US Southern Command´s Silent Occupation of the Amazon (Truthout Report, Nov 9/2017) algunos de cuyos detalles abordaré en 2018.

De relevancia local, regional y mundial resaltan los planteos geopolíticos y advertencias sobre esa operación ofrecidos por Ana Esther Ceceña, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, citados en ese importante estudio: El despliegue de tropas dice Ceceña, facilita incursiones territoriales específicas y la realización de operaciones de respuesta rápida, implicando ambas el uso de fuerzas especiales, sean de Estados Unidos, locales o privadas en la triple frontera (Brasil, Perú y Colombia). Además, la Operación AmazonLog 2017 crea condiciones para operaciones futuras de tropas estadunideses en dos áreas estratégicas: la parte baja de Venezuela y a lo largo de la costa atlántica, donde ya Estados Unidos obtuvo acceso a la base militar de Alcántara (ibidem).

Finalmente y como broche de cierre de este lamentoso 2017, se juntaron el hambre con las ganas de comer: la aprobación de la Ley de Seguridad Interior que rompe, como advirtió el senador Manuel Bartlett, la estructura política militarizándola y acentuando la tragedia humana. Se oculta el origen de esta violencia institucional, formalizándola por sumisión a Estados Unidos que exige que las fuerzas armadas se conviertan en policías dependientes del Comando Norte, para proteger el dominio de sus empresas sobre infraestructura, recursos y territorio mexicanos.(El Universal 14/12/17)

En ese ámbito está la inaceptable inclusión del PES en la coalición Morena-PT. El PES viene de la derecha cristiana ultra-pragmática. Está contra el aborto y el matrimonio gay y pasó por PRI, PAN y PRD. Va a Morena cuando Trump eleva esa derecha a los santuarios de la criminalidad de Estado (CIA-Pompeo). Malo para la democracia y lo que el prianismo va dejando de la laicidad del Estado. Bernardo Barranco, sociólogo de la religión lo advirtió (2014): La presencia evangélica del PES transgrede los principios formales de la laicidad contenidos en la Constitución. Por ello, la ambigüedad, los dobles discursos y la simulación vienen como malos augurios para un instituto que recién comienza.

Benito Juárez y Mauro Fernández Acuña, beneméritos, in memoriam

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: