¿Cómo se hicieron más ricos los 6 más ricos de México? Concesiones del Estado les inyectan fortuna

Publicado el enero 2, 2018, Bajo Investigación, Autor LluviadeCafe.


SINEMBARGO
Mientras en el municipio Santos Reyes Yucuná, Oaxaca, el 99.9 por ciento de su población vive en pobreza, los empresarios mexicanos Carlos Slim Helú (7), Sara Mota de Larrea (122), Alberto Baillères (126), Ricardo Salinas (197), Germán Mota Velasco (425) y David Martínez (462) figuran en la lista de Bloomberg de los 500 multimillonarios del mundo cuya riqueza en conjunto aumentó este año un billón de dólares, un 23 por ciento más.

Al menos tres de ellos, Slim, Baillères y Salinas Pliego, maximizaron sus fortunas en paraísos fiscales, de acuerdo con una extensa investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) denominada Paradise Papers.

“La debilidad de los sistemas fiscales nacionales ha hecho que el peso tributario se haya trasladado de las empresas a las personas, aunado a la reducción del presupuesto para servicios públicos, lo que ha exacerbado aún más la desigualdad económica y social”, expuso el economista especializado en desigualdad, Carlos Brown Solá, en un texto de la revista Nexos.

Además, los negocios de los seis multimillonarios corresponden a sectores como telecomunicaciones y minería que fueron privatizados o están regulados por el Estado, lo que indica que “o han sido otorgados en condiciones muy benévolas o regulados de manera muy laxa”, consideró el economista Gerardo Esquivel cuando presentó su estudio “Desigualdad extrema en México”.

Durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, Slim obtuvo la empresa estatal Telmex en 1990, Jorge Larrea (esposo y padre de Sara y Germán) compró unas mineras que se convirtieron en Grupo México y Ricardo Salinas Pliego recibió la concesión de Imevisión en 1993, cuando ya poseía las tiendas Elektra, fundadas por su padre Benjamín Salinas. En la década de los 60 fue Raúl Baillères, padre de Alberto Baillères, quien recibió la concesión minera para formar Peñoles.

En el país viven 53 millones de personas en pobreza, casi la mitad de la población, y 9 millones en pobreza extrema. A nivel municipal, 190 municipios concentran porcentajes mayores al 95 por ciento de mexicanos en situación de pobreza, una realidad desconocida para ellos, los hombres y mujeres de negocios.

A pesar de que la tasa de desempleo de 4 por ciento promedio es baja, más de la mitad de los trabajadores laboran en la informalidad sin acceso a seguridad social y, con un salario mínimo de 88.36 pesos, 50 millones de mexicanos tienen un ingreso por debajo de la línea de bienestar, es decir, canasta alimentaria y servicios básicos, de acuerdo con datos oficiales.

Para dimensionar la riqueza de los multimillonarios en México, el economista Carlos Brown ejemplificó que si se pone en los bancos la riqueza total de Carlos Slim (América Móvil), Germán Larrea (Grupo México y Cinemex), Alberto Baillères (Palacio de Hierro) y Ricardo Salinas Pliego (TV Azteca), cuatro de las personas más ricas de este país, la tasa de interés de referencia de esas fortunas bastaría para darle un salario mínimo a 2 millones de personas durante un año.

¿#SLIMPARAPRESIDENTE?

Con el fin de la tarifa cero gana Slim, y pierden los usuarios de celulares en México: analistas
En alguna ocasión, el hombre más rico de México, Carlos Slim Helú, vio la tasa de impuesto que pagaba su secretaria, y descubrió que era más alta de la que él pagaba, relató Diego de la Mora, investigador de Fundar.

El propietario del mayor operador de telefonía móvil de Latinoamérica, América Móvil, obtuvo 12 mil 500 millones de dólares más este año hasta llegar a 62 mil 700 millones de dólares, lo que lo colocó en el séptimo lugar a nivel global. Esto equivale a un millón 62 mil 403 veces el ingreso familiar promedio de los Estados Unidos, comparó Bloomberg.

“El empleo es el único modo para resolver la pobreza [no los programas sociales]”, dijo Slim en una conferencia en la XV Cumbre de Negocios en octubre.

Sus millones los ha generado a través de las telecomunicaciones, bancos, tiendas departamentales, museos, fútbol, medios de comunicación, construcción e hidrocarburos mediante América Móvil (Telcel, UnoTV), Grupo Carso (Sanborns, Sears, Condumex y Carso Energy), banco Inbursa, constructora IDEAL y Minera Frisco.

Pero parte de la fortuna y su imperio internacional de telecomunicaciones, el más importante de sus negocios, se gestó desde el paraíso fiscal de Bermudas, sede del despacho de servicios “offshore” Appleby, un aliado para ahorrarse el pago de impuestos.

De acuerdo con la investigación Paradise Papers, en el 2000 América Móvil cofundó la sociedad Telecom Americas junto con las firmas Bell Canada International y SBC Communications, clave para extender su negocio en Sudamérica. En febrero de 2001, Telecom Americas compró 950 millones de dólares de acciones del gigante Tess, que posteriormente se renombró Claro Brasil, y en julio del año siguiente América Móvil compró las participaciones de Bell y SBC en Telecom Americas, y se quedó sola al frente.

La privatización de Telmex lo favoreció en la década de los 90 al monopolizar la telefonía en México hasta que la Reforma de Telecomunicaciones permitió en 2014 la llegada de la competencia de AT&T y Telefónica, a quienes Slim criticó por no invertir en su propia infraestructura. Sin embargo, pese a la poca penetración que han logrado, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) determinó en noviembre que estas nuevas empresas deben pagar tarifas por conectarse a redes ajenas al Agente Económico Preponderante (AEP) del mercado, es decir, Telcel.

Además, América Móvil obtuvo los derechos de transmisión para 17 países de América Latina de los Juegos Olímpicos de 2018 a 2024, así como de los Juegos Olímpicos de la Juventud que transcurrirán en el mismo período.

Trump golpeará a México y a su enemigo en la campaña: Carlos Slim, dicen analistas
Lo único que ha rozado a sus empresas, de acuerdo con sus reportes financieros, es el Presidente Donald Trump.

Sus firmas han estado alertas por la incertidumbre que han sembrado las propuestas comerciales del republicano. En la mañana siguiente a los resultados de las elecciones de Estados Unidos, el nueve de noviembre, Slim perdió 5 mil 100 millones de dólares, el 9.2 por ciento de su dinero, por la depreciación del 12 por ciento del peso frente al dólar, reportó Bloomberg.

Una parte de los ingresos del magnate están denominados en dólares, lo cual ha rodeado la competitividad de las exportaciones, los costos de producción por las importaciones de materias primas más elevadas y las deudas.

Después de la tormenta electoral estadounidense, el ingeniero Slim inició el año con 49 mil 900 millones de dólares, registró Bloomberg. En la última semana de enero ofreció una inédita conferencia de prensa sobre la llegada de Trump a la Presidencia, quien lo había señalado de atacarlo a través del periódico New York Times, del que en ese entonces era el mayor accionista (este mes vendió 250 millones de dólares de sus acciones reduciéndolas al 8 por ciento). Luego los magnates limaron asperezas en una reunión en Florida.

Frente a periodistas rechazó postularse a la Presidencia (en Twitter lo pidieron), llamó a la unidad nacional y expuso la necesidad de “volcarnos al desarrollo de la economía interna” y “generar las oportunidades de empleos que no se han generado y que desde hace 30 años obligan a la gente a salir del país”.

Baillères multiplicó por 10, gracias al Estado, una fortuna heredada; y eso se premia: PODER
La investigación internacional de Paradise Papers reveló que Alberto Baillères, dueño de Grupo Bal, y Ricardo Salinas Pliego, cabeza de Grupo Salinas, también se encuentran en la lista de clientes de Appleby que les permite evadir impuestos.

Salinas Pliego es el presidente y fundador de Grupo Salinas, que agrupa Elektra, Banco Azteca, Seguros Azteca, entre otros servicios financieros, y TV Azteca, la televisora que surgió luego de la concesión de Imevisión en 1993. Ahora, cerró este año con 8 mil millones de dólares, 109 por ciento más que el año pasado.

Baillères, luego de la herencia de su padre Raúl Baillères, controla Industrias Peñoles, un productor de metal que opera en Chile, México y Perú, y es propietario de Grupo Palacio de Hierro y de Grupo Nacional Provincial (GNP Seguros). Además ayuda a financiar al Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), su alma máter fundada por su padre y del que egresaron algunos funcionarios públicos del gobierno federal.

A pesar de que el sector de la extracción ha estado a la baja, en la lista de Bloomberg se encuentra en el puesto 126 al poseer 11 mil 600 millones de dólares, un 7.5 por ciento más que el año pasado.

El hombre de 86 años, fanático de la tauromaquia, recibió en 2015 la Medalla Belisario Domínguez, máximo galardón del Senado otorgado a personajes considerados un modelo para la Nación. Ese año, la organización PODER reveló que Grupo Bal aumentó diez veces su valor en cinco décadas, gracias a los beneficios que el empresario recibió del Gobierno federal.

“Baillères ha demostrado habilidad para explotar y administrar la riqueza en las más de dos millones de hectáreas en concesiones, sobre todo de oro y plata, que desde los años 60 le ha concedido el gobierno”, acusó.

En mayo de 2015 una mina de Penmont, explotada por empresas de Baillères, derramó cianuro en Caborca, Sonora y diez años antes la minera Sabinas de Industrias Peñoles derramó sustancias con metales pesados y químicos al arroyo El Canutillo en el municipio de Sombrerete, Zacatecas y en Ascención, Chihuahua, campesinos y ejidatarios acusaron a la Minera Bismark -subsidiaria de Peñoles- de sobreexplotar los mantos freáticos y contaminar los pozos que abastecen a las comunidades aledañas.

Germán Larrea y el Presidente Enrique Peña Nieto, en una reunión de septiembre de 2014. Foto: Presidencia.

Por su parte, Germán Larrea ha apostado por la minería con Grupo México –herencia de su padre a él y a su esposa Sara Lara (11 mil 800 millones de dólares)– así como una línea ferrocarrilera, Cinemex y la construcción. Posee 4 mil 650 millones de dólares.

El padre de Germán, Jorge Larrea Ortega, adquirió parte de las propiedades de American Smelting and Refining Company y la mina de cobre La Caridad, ubicada en Nacozari, Sonora. En el sexenio de Carlos Salinas de Gortari la compañía minera se convirtió en Grupo México.

A tres años del “desastre ambiental más grande en la historia de la minería en México”, el Río Sonora sigue contaminado a pesar de que lo niegue el gobierno estatal y la empresa responsable del derrame de 40 millones de litros de tóxicos, Buenavista del Cobre, filial de Grupo México, aseguró el abogado del caso, Luis Miguel Cano.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

One Reply to "¿Cómo se hicieron más ricos los 6 más ricos de México? Concesiones del Estado les inyectan fortuna"

gravatar

Pedro A.  on enero 2, 2018

Así qué fácil, ¿verdad???…