Con EPN y Meade el precio de la pechuga de pollo aumentó 180%; el huevo pasó de 14 pesos el kilo a 40 pesos… y el salario sólo se incrementó 10.7%

Publicado el enero 8, 2018, Bajo Economía, Autor LluviadeCafe.


REVOLUCION 3.0
Para el 2015, Mientras que los salarios mínimos apenas se incrementaron 10.7%, los precios de algunos productos agropecuarios de la canasta básica se dispararon más de 100%, informó la Alianza Nacional Agropecuaria, Comercializadores y Consumidores AC.Mediante un comunicado, la organización señaló: “En lo que va de este sexenio, muchos productos de la canasta básica y de los que más consume la población mexicana, han sufrido significativos aumentos de precios, impactando en la capacidad adquisitiva de las familias mexicanas, sobre todo, aquellas que tienen un ingreso de un salario mínimo de dos mil 130 pesos al mes”.

Dijo que, del 2012 al 2015, el precio de la pechuga de pollo reportó un aumento de hasta 180%; el camarón de 46%, mientras que la carne de res ha presentado aumentos de hasta 85.3%.

También señaló que, por segundo año consecutivo el precio del huevo se disparó y llegó a venderse hasta en 40 pesos el kilogramo, después de que en marzo de 2012 se vendía en 14 pesos. “El aumento del huevo equivale a 17 veces el incremento del salario mínimo; el del jitomate, 14 veces; la pechuga de pollo 16 veces y la chuleta de res 7 veces”, se puntualizó.

Para inicios de 2017 y con el aumento en el precio de la gasolina a partir del 1 de enero, el Banco de México pronosticó mayor inflación. Esto quiere decir “que aun cuando en diciembre se anunció un aumento al salario mínimo —que pasó de 73.04 a 80.04 pesos—, debido el incremento en los precios al arranque de este año, no alcanzará para más”.

Ahora, para 2018, nuevamente los precios de la canasta básica suben con un incremento de entre 20 y 50%, que trae consigo un menor poder de adquisición a la hora de comprar alimentos, como carne, huevo, frijol, azúcar, frutas y verduras.

Algunos de los productos que han subido en los primeros días del 2018 son, el huevo blanco, que en enero del año pasado, un kilo costó 23 pesos, pero a inicios de 2018 el precio pasó 32 pesos, que equivale a un incremento de 40%.

La lechuga, este año cuesta entre 10 y 15 pesos, dependiendo del tamaño, cuando el precio por pieza en diciembre era de 7 a 10 pesos. En tanto, el jitomate aumento siete pesos en tan solo un mes, al pasar de 15 a 22 pesos el kilo.

La zanahoria, se consiguió hasta el año pasado en seis pesos y ahora un kilo cuesta 14 pesos. El limón y la papa tuvieron un aumento de dos pesos para llegar hasta 18 pesos por kilo del producto.

En cuanto al bistec de res, se ha informado que en mercados pasó de 120 a 125 pesos el kilo, aunque el precio final al consumidor alcanza los 155 pesos. El frijol subió de 21 a 26 pesos el kilo, en tanto el azúcar se vende a 50 pesos dos kilos.

En días pasados, diputados de oposición culparon al precandidato de PRI-PVEM-Panal, José Antonio Meade, de los incrementos a los precios de la gasolina y de productos de la canasta básica en el país, “por la manera en que implementó la política económica mientras fue secretario de Hacienda, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto”.

Por parte de Morena, la coordinadora del partido en la Cámara de Diputados, Rocío Nahle, dijo que “los aumentos son el reflejo de la falta de claridad del gobierno federal sobre su política económica”.

Aseguró que cada año le “recetan” incrementos al pueblo, por lo cual su grupo parlamentario ha votado consecutivamente contra la Ley de Ingresos. En tanto, Francisco Martínez Neri, líder de la bancada del PRD, responsabilizó al PRI y a José Antonio Meade de la subida de precios, pues el hoy precandidato estaba a cargo de la política económica del país.

Fabio Barbosa Cano, investigador del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM y experto en el ámbito del sector petrolero en México, señaló a Univisión, que el sector que más afectado es el de los transportistas consumidores de diesel, por lo que se espera que se produzca un efecto inflacionario en productos como trigo, frijol y maíz.

Ante este panorama, Rubén Vázquez de la Rosa, presidente del Frente Nacional de Granos, aseguró que el diesel es indispensable para la actividad agropecuaria porque moviliza los tractores para sembrar y transportar los productos.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment