El sospechoso grupo de ciberactivistas llamado #TUCAMLO

Publicado el febrero 7, 2018, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.

La guerra sucia en el ciberespacio llegó para quedarse en este proceso electoral mexicano del 2018.

Por @ginesacapulco – GINÉS SÁNCHEZ, 7 feb 2018 – Foto Internet

De unos días para acá, en la red social Twitter se puede ver a un ejército de usuarios reales en una atípica hiperactividad contra el precandidato Andrés Manuel López Obrador, estos mantienen una febril y casi esquizofrénica labor de enviar y compartir información falsa y también videos donde se hace alusión a la ridícula, desgastada y ya por casi todos entendida como inverosímil hipótesis de la similitud de Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Venezuela, ¡E incluso el tirano Stalin!

No podemos saber qué partido financia a estas personas, pero tienen como sello característico una foto con el hashtag “#TUCAMLO” o “#TUCAM”(Todos Unidos Contra AMLO) en la portada de sus páginas y en muchos de sus tuits, pero es indudable y evidente que están siendo pagados con recursos públicos, y con seguridad en efectivo, no reportados a las instancias electorales y de procedencia ilícita. La ventaja de López Obrador en todo sondeo y/o encuesta (excepto en las ridículas encuestas falsas de López Dóriga y Pepe Cárdenas en sus cuentas de twitter) es bestial, ya de dos dígitos enteros, para fines prácticos luce como inalcanzable.

Aun así, la desesperación de los otros contendientes lleva a organizar y financiar grupos como este, que pretenden desinformar, sembrar el odio y dividir mediante las redes sociales, valiéndose también y sin empacho de las famosas ya FAKE NEWS en sus arsenales.

Se podrán decir muchas cosas de Andrés Manuel, que seguro tiene algunos defectos, como todo ser humano, pero una cosa, es segura, y es que el 100% de sus seguidores en las redes sociales son por completo espontáneos, auténticos y solo los mueve la convicción, nunca el dinero. Si al que esto escribe, hace días le ofrecieron un sueldo por tuitear mensajes en favor de uno de los aspirantes por la vía “independiente” a la presidencia, resulta entonces más que evidente que el grupo mencionado, y seguramente otros, surjan en la medida que avance el presente proceso electoral están a sueldo.

Que solo nos baste, para darnos cuenta del desaseo con el que se manejan, una simple revisión a los seguidores o “followers” de los candidatos Meade o Anaya, y veremos que el primero pasó, en dos o tres semanas a más de un millón de seguidores, pero con un número muy grande de BOTs, usuarios sin foto de perfil, e innumerables de China, India y países árabes.

La guerra sucia en el ciberespacio llegó para quedarse en este proceso electoral mexicano del presente 2018.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: