Enrique Krauze, el contratista intelectual consentido de Peña Nieto

Publicado el junio 15, 2018, Bajo Investigación, Noticias, Política, Autor Gloriamlo.

contratista intelectual
Enrique Krauze arropado por políticos del PRI, PAN y el PRD. Foto: Especial

Por: César Octavio Huerta (@zorrotapatio) y Jorge Gómez Naredo (@jgnaredo)
polemon.mx

Enrique Krauze siempre se ha asumido como un “intelectual” libre que no tiene vínculos con los gobiernos en turno. Argumenta, cada que puede, que lo que él dice es lo que piensa y que no hay en sus palabras ningún interés económico, que él critica y fustiga porque así se lo dicta su ideología liberal y “democrática”. Sin embargo, esto no es del todo cierto. Hay algo que une a Krauze con el actual gobierno federal. Y ese algo se llama negocios.

El historiador Enrique Krauze se ha convertido en un contratista consentido de Enrique Peña Nieto. Desde que el priista llegó al poder, el director de Letras Libres ha sido beneficiado con 53 millones de pesos.

La Editorial Clío Libros y Videos S.A. DE C.V, de la cual Krauze funge como director y dueño, ha signado múltiples contratos, la mayoría mediante adjudicación directa, con dependencias del Gobierno Federal. Y no sólo áreas relacionadas con el ámbito cultural.

Clío puede presumir el haber entablado negocios con dependencias como la Procuraduría General de la República, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Educación Pública, el Instituto Mexicano del Seguro Social, la Secretaría de Desarrollo Social y hasta con la Comisión Nacional Forestal.

Los beneficios de ser un contratista “intelectual” consentido
2013

La empresa de Enrique Krauze entabló una fructífera relación con el gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto a partir de 2013. En dicho año, Clío consiguió cinco contratos:

El primero se dio en octubre y fue con el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA). Fue de 3 millones 480 mil pesos para prestar “servicio integral de producción, post producción, transmisión y promoción de dos programas histórico documentales en televisión abierta nacional”.

En ese mismo mes se signó el segundo contrato, éste con el Fondo de Cultura Económica. Fue por 1 millón 160 mil pesos para la realización y producción de un documental histórico de una hora que tuviera como tema central el 80 aniversario del FCE.

El tercer contrato se firmó en septiembre, y fue con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por 1 millón 483 mil pesos. El concepto: “radio, televisión y cine”. Hubo, ese mismo mes, otro contrato (ver) con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) por 3 millones 317 mil 737 pesos para difundir en spots de televisión “campañas institucionales”.

En diciembre de ese año se firmó un contrato más (ver) con la Secretaría de Energía (Sener) de 1 millón 724 mil 137 pesos. El motivo: generar spots de televisión relacionados con la Reforma Energética.

Este contrato, quizá, explique muy bien porque Enrique Krauze fue uno de los más férreos impulsores de la privatización del petróleo. Sus artículos en dicha época pedían la apertura del sector energético a capital extranjero.

Artículo completo en polemon.mx

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: