Llama la comunidad cultural e intelectual de México a sumarse a la defensa de la nación el 1º de julio

Publicado el junio 16, 2018, Bajo Noticias, Política, Autor @gabriel_Mzuma.

Fotografía – La Jornada

En un pronunciamiento denominado “Por el resurgimiento de México”, dado a conocer en el Club de Periodistas con la participación de Enrique Semo, Enrique Dussel, Armando Bartra, Héctor Bonilla, Ifigenia Martínez, Guillermo Zamora, Héctor Díaz Polanco y Rafael Barajas, El Fisgón, entre otros, llamó a votar con conciencia, combatiendo la coacción o compra de sufragios y denunciando el mal uso de recursos públicos, así como cualquier otro operativo defraudador.

Este organismo resalta que “la cultura es un derecho y para ejercerlo a plenitud necesitamos un cambio de rumbo y un nuevo gobierno que haga de ella el eje rector del desarrollo social, pues de otro modo el crecimiento de la producción no tiene dirección ni sentido”.

Ciudad de México – Científicos, académicos y artistas, convocados por el Observatorio Ciudadano de Coyoacán, firmaron el documento “Por el Resurgimiento de México”, donde recalcan que “la decadencia de México es económica y social, pero también ética” y que sólo se revertirá con el “resurgimiento de la cultura”

Ligados a la izquierda, pero sin afán partidista, sus miembros se reunieron para discutir el pronunciamiento que hicieron público el pasado jueves en el Club de Periodistas. El texto propone 11 puntos a la espera de que “las cumpla el gobierno del cambio”, como el fomento decidido a la ciencia básica y a la aplicada, e impulso al desarrollo de tecnologías propias.

El documento demanda la preservación del patrimonio cultural, histórico y arqueológico y freno a su mercantilización; la defensa de nuestra diversidad cultural frente a las avasallantes y monopólicas industrias del entretenimiento; el fin del centralismo cultural y la afirmación de las culturas regionales; el reconocimiento de las comunidades, no sólo como destinatarias sino como creadoras de cultura, y el apoyo a los proyectos creativos en ciencias y artes.

Por otra parte, plantea el fin de la precarización del trabajo cultural y que haya derechos laborales plenos a quienes lo realizan; la desconcentración y democratización del espectro electromagnético, de modo que las comunidades y los creadores tengan acceso a éste y al concesionado, y el acceso universal a internet, libre flujo de información desde los proveedores del servicio y fomento a la cultura digital.

Guillermo Zamora, coordinador del observatorio, informó la adhesión de cientos de integrantes de la comunidad artística, cultural e intelectual. Citó entre otros a Elena Poniatowska, Lorenzo Meyer, Paco Ignacio Taibo II, Demián Bichir, Alejandro Bichir, el padre Alejandro Solalinde, Octavio Rodríguez Araujo, Rosaura Ruiz, Eduardo Cervantes, Leopoldo Rodarte, Patricia Ramírez Kuri y Alberto Montoya.

También integran la agrupación Rafael Barajas El Fisgón (monero), Juan Manuel Contreras (filósofo), Raúl Correa (periodista), Óscar Menéndez (cineasta), José Reveles (periodista), Alma Rosa Alva (académica), Ariel Rosales (editor), John Saxe Fernández (profesor investigador), Pedro Salmerón (historiador) y Florence Toussaint (periodista), entre otros.

La organización planteó en el texto que “el neoliberalismo nos llevó a una emergencia humanitaria. La realidad fue contraria a las promesas. No desarrollo, sino estancamiento; no bienestar y prosperidad, sino pobreza y desamparo; no equidad, sino creciente desigualdad.

Lejos de ver por el país y ejercer la soberanía, los gobiernos del PRI y del PAN favorecieron la desnacionalización y la acumulación privada de riqueza con su cauda de despojo y empobrecimiento. Saldo de su corrupción, impunidad y violencia es el incremento de la inseguridad, de los asesinatos, las desapariciones y los desplazamientos forzados.

Para el observatorio, el desastre es reversible. Este año podemos cambiar el curso de la historia, librarnos del modelo neoliberal, recuperar el gobierno de manos de los poderes fácticos, abrir cauces de participación social y de liberación en la pluralidad que nos constituye, expandir al máximo las libertades.

Convocó a emprender el cambio verdadero y recuperar entre todos, pueblo y gobierno, el esplendor cultural que alcanzó el país en sus mejores momentos.

Texto del documento:

“La cultura es bien de primera necesidad y queremos un gobierno para el que sea prioritaria y que la incluya en todas sus políticas: educativa, social, económica, comercial…

“Hemos padecido la cultura del poder; necesitamos el poder de la cultura.”

De esa manera se explica la situación nacional en la convocatoria:

“El neoliberalismo nos llevó a una emergencia humanitaria; la realidad fue contraria a las promesas: no desarrollo sino estancamiento, no bienestar y prosperidad sino pobreza y desamparo, no equidad sino creciente desigualdad. El saldo de la corrupción, la impunidad y la violencia es el incremento de la inseguridad, asesinatos, desaparecidos, desplazamientos…

“La decadencia de México es económica y social, pero también ética, y sólo la revertiremos con el resurgimiento de la cultura. La cultura cura.”

Además, se destaca en la misiva de invitación:

“El arte no tiene por qué ser elitista, pero para que las mayorías participen de su creación y disfrute hace falta una política cultural incluyente que no tenemos. Los científicos sociales hacemos diagnósticos que no se atienden y propuestas que se desechan.

“La investigación básica carece de apoyos suficientes y seguros, de modo que los más talentosos se van. Carecemos de políticas con visión estratégica, pero nos atosigan con evaluaciones inútiles.”

Con información de Proceso y La Jornada

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: