CNDH pide investigar a profundidad caso del Paso Exprés

Publicado el octubre 10, 2018, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


La CNDH presentó en conferencia de prensa la recomendación 34/2018, dirigida a la SCT, Banobras, Conagua, el gobierno de Morelos y el Ayuntamiento de Cuernavaca, por el socavón del Paso Exprés de Cuernavaca que costó la vida a dos personas. Foto Cristina Rodríguez

Fernando Camacho, La Jornada, 10 oct 2018 11:53

Ciudad de México. La construcción del llamado Paso Exprés de la carretera México-Cuernavaca estuvo plagada de “graves deficiencias” que dan indicios de un posible esquema de corrupción, por el cual perdieron la vida cuatro personas, en un caso que debería ser investigado a profundidad y no sólo en el nivel administrativo, señaló la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En conferencia de prensa, el segundo visitador general del organismo, Enrique Guadarrama López, dio a conocer la recomendación 34/2018 en la que se detalla cuáles fueron las causas del surgimiento del socavón, cuáles fueron las consecuencias de ello y de qué manera debería repararse el daño a las personas afectadas.

El funcionario indicó que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no realizó las acciones que correspondían luego de saber que el tubo ubicado debajo del Paso Exprés tenía problemas de “socavaciones severas” y de desbordamiento de agua en el kilómetro donde se formó el socavón.

De igual manera, la CNDH logró documentar que no se contaba con un proyecto ejecutivo definitivo en el momento de lanzar las bases de licitación de la obra, ni de la adjudicación a las empresas ganadoras, ni tampoco al iniciar los trabajos de construcción de la obra. Además, la obra se amplió a 10 carriles en vez de ocho sin justificación alguna, lo cual implicó aumentos en el precio de la construcción y el plazo de entrega.

De acuerdo con la investigación del organismo público, el Paso Exprés tampoco contaba con los permisos ambientales correspondientes y las obras fueron iniciadas sin que el sistema de agua potable de Cuernavaca hubiera informado antes si existían líneas de agua o drenaje que interfirieran con los trabajos.

Asimismo, todos los contratos fueron modificados al menos en una ocasión, y en un caso hasta cuatro veces, lo que incrementó los montos de pago en 67.9 por ciento, al pasar de mil 134 millones de pesos a mil 669 millones.

El aumento entre las cantidades iniciales y las pagadas finalmente a tres de las cuatro empresas superó el 25 por ciento, por lo que debía solicitarse una autorización de la Secretaría de la Función Pública, la cual no fue pedida por la SCT.

“El socavón no es un mega accidente, sino la consecuencia de una obra pública muy mal diseñada, construida, coordinada y supervisada por la SCT, Banobras y las empresas involucradas. Salvo sanciones administrativas, el hecho continúa impune al no haber aún responsables penalmente”, enfatizó el segundo visitador de la CNDH.

Guadarrama indicó también que el organismo tuvo que realizar una investigación “sui géneris”, debido a los detalles técnicos del caso pero también a que la SCT incurrió en retrasos, prertextos y envío de información que nada tenía que ver con el tema, lo cual podría sugerir una actitud de encubrimiento.

De igual forma, destacó que el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, le dio información falsa al Senado de la República al momento de explicar las razones por las cuales había surgido el socavón en el Paso Exprés.

A pregunta expresa de los medios, Guadarrama consideró que la gravedad de este caso amerita que haya una investigación “integral y global” para identificar a todos los funcionarios que hayan tenido responsabilidad en los hechos, ya que de no hacerlo, el país corre el riesgo de que se repita un caso como este.

El visitador informó que la recomendación 34/2018 ya fue enviada a la Secretaría de la Función Pública, a la Secretaría de Economía, al Congreso de la Unión y al Sistema Nacional Anticorrupción para que tomen las acciones necesarias.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment