AMLO visita Hospital Rural Buenavista Tomatlán, en Michoacán: @lopezobrador_

Publicado el julio 14, 2019, Bajo AMLO, Autor Pepe Garduño.

Este programa lo conozco bien, porque se creó hace 40 años, surgió como IMSS-Coplamar; y hace 40 años yo era director del Instituto Nacional Indigenista en Tabasco y era yo el delegado de Coplamar en Tabasco, de modo que me tocó participar en la creación de este programa.

En ese entonces se hicieron las unidades médicas rurales y la mayoría de los hospitales hace 40 años, las unidades médicas; y 39, 38 años los hospitales para atender el segundo nivel médico, hospitales de 40 camas.

Estos son nuevos, igual el que de Villamar que vimos ayer, tienen menos tiempo, se fundaron en el 2010 este hospital y el Villamar, pero por lo general la mayoría tiene cerca de 40 años.

Estamos haciendo este recorrido por todo el país y también aprovechando para informar sobre cómo van las cosas, qué se está haciendo en el nuevo gobierno y poder tener esta comunicación directa con los ciudadanos.

Yo no voy a cambiar, voy a seguir recorriendo el país como siempre. Tengo la dicha enorme de conocer todos los municipios del país y los he visitado más de una vez.

Y voy a seguir haciendo lo mismo, recorriendo los pueblos de México los fines de semana, porque de lunes a viernes estoy en la Ciudad de México atendiendo de manera personal de 6:00 a 7:00 de la mañana el grave problema de la inseguridad y de la violencia que se padece en el país.

Ayer comentaba yo en Ario que no me preocupa, hoy lo malinterpretaron, pero siempre digo lo que pienso, no me preocupa mucho la economía, porque estoy seguro que va haber crecimiento y que van a haber empleos, que va a haber bienestar, va a haber desarrollo.

Ya se está dando, les puedo dar datos duros. Por ejemplo, en 36 años no había aumentado el salario mínimo como aumentó este año 16 por ciento, nada más en todo México.

Les voy a dar otro dato que a lo mejor ayude a entender lo que estoy planteando.

En todo este tiempo que llevo gobernando México, el peso es la moneda que más se ha fortalecido en el mundo con relación al dólar.

Les doy otro dato, en el tiempo que llevamos ha bajado la inflación, porque no ha aumentado en términos reales los precios de los combustibles. Ya no ha habido gasolinazos. Tengan para que aprendan.

Pero tampoco me preocupa mucho el principal problema del país, que es la corrupción, porque estoy decidido a acabar la corrupción, la vamos a erradicar la corrupción, se va a acabar la corrupción y la impunidad. Me canso ganso.

Por eso digo el bienestar. Ya están los programas llegando, el apoyo a adultos mayores, las becas, el apoyo a discapacitados, el apoyo al campo.

Eso también va caminando y se va a apoyar al pueblo de México, sobre todo a los pobres como nunca se ha hecho en la historia del país.

¿Dónde está mi preocupación y mi ocupación?

En el tema de la inseguridad, de la violencia y también en el problema de los malos servicios del sistema de salud pública del país, porque se pensó en los gobiernos anteriores de que el problema era la educación, por eso la mal llamada reforma educativa, pero se olvidó que el problema es la falta de buenos servicios de salud.

Está peor el sistema de salud que el sistema educativo para decirlo con claridad, nada más que en el caso de la educación se politizó, hubo una carga ideológica, cada quien tomó una postura, unos a favor, otros en contra, y se hablaba todo el tiempo de la mal llamada reforma educativa.

El mismo gobierno destinaba dinero para pagar publicidad e imponer a como fuese la reforma educativa y se desacreditó a los maestros y se les echó la culpa de que ellos eran los responsables de la mala educación en el país.

Entonces eso se infló como problema, pero en realidad no era un problema, era algo que tenía que ver más como una concepción ideológica, con una imposición desde el extranjero, porque en 36 años nos imponían desde el extranjero las políticas que debían de aplicarse en nuestro país las llamadas reformas estructurales.

Reforma Energética, que era entregar el petróleo; Reforma Laboral, que era dejar sin derechos a los trabajadores; Reforma Fiscal, aumentar los impuestos; Reforma Educativa, privatizar la educación, que pudiesen estudiar los que tuviesen para pagar escuelas privadas, es decir, colegiatura, y se abandonó por completo la educación pública.

Ayer di a conocer y también esto no les gustó, pero es la verdad. Tenemos menos médicos en el país de los que necesitamos, porque se dedicaron a rechazar a los jóvenes que querían estudiar en las universidades públicas, con el propósito de que si se quería salir adelante se tenía que pagar colegiatura, se apostó a privatizar la educación.

Yo no estoy en contra de la educación privada, el que tiene para pagar una escuela privada lo puede hacer, está en su derecho, pero el gobierno está obligado a garantizar la educación pública gratuita, de calidad en todos los niveles de escolares.

Bueno, se debatió mucho sobre eso, pero les puedo decir que ya se termina la política neoliberal, esos 36 años que para los que conocen más la historia pues pueden buscar un paralelismo, es lo que duró el Porfiriato, Porfirio Díaz estuvo 34 años en el poder, la política neoliberal empezó en 1983 hasta el 2018, 36 años.

Por eso, hay algunos que todavía no alcanzan a entender que eso ya se terminó, ya se acabó, ya no estamos aplicando esa política, ni vamos a aplicar las recetas que envían desde el extranjero, no vamos a hacer caso a la agenda que nos dicten desde el extranjero, la agenda es la nuestra.

¿Cuál es la agenda nuestra?

Acabar con la corrupción, que se acaben los lujos en el gobierno, que haya bienestar, que haya justicia, que haya paz y que tranquilidad en nuestro país.

Pero cierro el paréntesis para decir, bueno, se abandonó el tema y sobre todo el problema de la salud, se fraccionó todo el sistema de salud, porque por un lado se quedó la Secretaría de Salud del gobierno federal manejando siete hospitales en todo el país, eso es lo que opera de manera directa la Secretaría de Salud del gobierno de la República y se creó lo que se conoce como Seguro Popular, que ni es seguro ni es popular; por otro lado, se continuó con ese programa que ya dije, viene desde hace años, y por otro lado la atención médica a los derechohabientes del Issste y del Seguro.

Muy disperso todo, porque ahora todo el servicio de salud a población abierta tiene que ver con los estados y con el llamado Seguro Popular; y por otro lado el Issste y el Seguro atienden a los derechohabientes.

Ahora van a ser dos sistemas, nada más dos sistemas: el de derechohabientes IMSS e Issste para los que tiene seguridad social, que es como la mitad de la población; y el sistema de atención a la población que no tiene seguridad social que es la otra mitad de la población, un poco más.

Va a continuar para ese sistema de atención este programa IMSS-Bienestar. Aprovecho también para decirlo rápido, porque luego surgen rumores, seguramente hubo rumores en el sentido de que iba a desaparecer el IMSS-Bienestar. Pues no, no va a desparecer, al contrario, se va a fortalecer ese programa; y se va a sustituir lo del Seguro Popular por un sistema de atención universal a la salud, porque ya no van a haber los llamados cuadros básicos. Esa es una gran injusticia.

Aquí el cuadro básico del hospital tiene 300 medicinas o claves, 300, el cuadro básico del sistema ordinario del Seguro como 700, y el cuadro básico de las unidades médicas rurales como 130, 140; o sea que hay enfermos de primera, de segunda y de tercera. Eso se va a terminar.

Va a haber atención médica y medicamentos gratuitos, todos los medicamentos para la población. Y nos va a alcanzar el dinero, porque no es un asunto de presupuesto, es que se robaban hasta el dinero de las medicinas.

¿Saben cuánto compró en medicinas y en materiales de curación el gobierno de la República el año pasado?

Noventa mil millones de pesos y no llegaba el medicamento a los centros de salud, a las unidades médicas, a los hospitales, porque se compraba carísima esa medicina y acaparaban la venta de esa medicina al gobierno tres empresas.

De esos 90 mil millones, como 65 mil millones los abastecían tres proveedores, era hasta violatorio de la Constitución, porque en el artículo 28 de la Constitución se establece que no debe de haber monopolios. Pues eso ya se terminó.

Y está aquí conmigo la oficial de Hacienda, porque ahora todas las compras de medicamento tienen que hacerse de manera consolidada, sin corrupción, con transparencia; y vamos a ahorrar mucho dinero y nos va a alcanzar el mismo presupuesto para entregar de manera gratuita todas las medicinas al pueblo de México. Abasto, eso es lo primero.

Y distribución. Ayer decía yo en Paracho y en antier en Tepic, ¿cómo llega la Coca-Cola y la Sabritas hasta la comunidad más apartada y no van a llegar las medicinas? Si es necesario vamos a crear una distribuidora que no falten los medicamentos.

Lo segundo para mejorar la salud, es que no falten enfermeras, auxiliares, los médicos, porque hay falta de personal, las plantillas no están completas en los hospitales. Tampoco hay médicos en las unidades médicas rurales, en los centros de salud.

Aquí con mucha honestidad el director de este hospital lo está diciendo, que hay especialidades que no se pueden atender porque no hay médico especialista y para radiografías nada más el turno de la mañana; si pasa algo en la noche o el fin de semana no se puede atender al paciente. Esto lo tenemos que resolver, que no falten los médicos, que no falten las enfermeras y vamos a implementar un programa emergente para que tengamos los médicos necesarios.

Y vamos a aplicar una medida que va a ayudar mucho porque, sobre todo los especialistas, no quieren trabajar en comunidades apartadas, se quieren quedar más en Morelia o en los hospitales más comunicados.

¿Qué va a suceder?

Que el que quiera quedarse en Morelia trabajando, pues a poder ejercer su profesión, porque es un derecho, el derecho al trabajo, nada más que el especialista que trabaje acá en Buenavista va a ganar más que el que trabaje en Morelia.

Y esto mismo ojalá y lo podamos aplicar para los maestros, porque salen de la Normal o de la escuela, los mandan a comunidades apartadas, pero ya están pensando desde que llegan cómo irse acercando, primero, a Apatzingán, luego a Uruapan y luego a Morelia.

Pues hay que buscar la forma que se queden en las comunidades, en los pueblos y que tengan más incentivos en salarios y en seguridad social. Esto es importante, el que se resuelva la ausencia de médicos generales y especialistas, y de enfermeras en todo el sistema de salud.

Lo tercero es el que se mejore la infraestructura de salud, porque este hospital pues fue del 2010, pero hay hospitales que tienen ya cerca de 40 años, que están muy abandonados; y las unidades médicas rurales que se hicieron hace 40 años, pues las conozco que se construyeron, todas, con materiales prefabricados y hay algunas que siguen así. Por eso se requiere mejorar toda la infraestructura de salud.

Y el punto cuatro es que se va a regularizar la situación de los trabajadores de la salud. Hay 80 mil trabajadores de la salud que no tienen plazas, que están trabajando de honorarios o como eventuales. Se les va a regularizar; no lo vamos a hacer de la noche a la mañana, porque va a implicar presupuesto adicional, pero sí estoy haciendo el compromiso que en mi gobierno se va a regularizar, van a quedar todos los trabajadores de salud con base. Ese es mi compromiso.

Estoy aquí en Buenavista y no puedo omitir, no puedo dejar de hablar de lo que sucede en esta región del país, esta es una de las regiones con más violencia, en México, como aquí lo expuso el ciudadano gobernador. Aquí quiero recordarlo, asesinaron al presidente municipal electo, Eliseo Delgado Sánchez, y estoy obligado a recordarlo, no puedo olvidar, tengo que recordar que fue asesinado el presidente municipal electo de Buenavista.

Y es lo que se ha originado en esta región por diversas causas y hay que enfrentar el problema. Hasta ahora no se ha podido resolver, tan no se ha podido resolver que el médico, el director del hospital, lo que me informa es que a diferencia de otros hospitales que están saturados, que tienen 80, 100 por ciento de ocupación de sus camas aquí sólo tienen el 50 por ciento, y entre otras cosas se debe al ambiente de inseguridad y de violencia.

No se ha podido resolver ese problema grave y tenemos que atenderlo, y lo vamos a enfrentar, no como se ha hecho en los gobiernos anteriores, que como se ha visto no ha habido resultados; este problema se fue originando a partir de que se abandonó el campo, la actividad productiva.

Esto tiene que ver mucho con la aplicación de esa política neoliberal, desde hace 36 años que se abandonó la actividad productiva de México, se dejó sin apoyo a los productores y muchos emigraron, se fueron a buscarse la vida a otras partes.

Pero eso produjo también la desintegración de las familias, se afectó al núcleo familiar y la familia de Michoacán, la familia de Buenavista, la familia de México es la institución más importante de seguridad social.

No es como las familias de otros países en donde hay más, lo digo con respeto, individualismo, en otros países los hijos van creciendo y ya los padres quieren que se vayan de la casa; acá no es así, crecen nuestros hijos y no queremos que se vayan, por eso hasta abusan a veces y se quedan más tiempo.

Pero la familia mexicana es muy fraterna, si le va mal a un miembro de la familia acuden en su apoyo otros. Bueno, eso se afectó con la crisis de México de los últimos años, porque podemos tener datos de cómo no creció la economía en 36 años, dos por ciento anual, y antes crecía seis por ciento anual, pero esos datos existen.

Podemos también tener datos de cómo creció la corrupción, esos datos existen. México ocupaba como el lugar 30 en corrupción en el mundo y ahora ocupa el lugar 152 en el mundo en corrupción. Claro que podemos saber cómo ha crecido la violencia por el número de homicidios, todo eso se puede medir, pero no hay estudios para medir el grado de desintegración de las familias y cómo se afectó el llamado tejido social o la convivencia social y cómo avanzó la idea de triunfar a toda costa sin escrúpulos morales de ninguna índole, cómo fue avanzando esa idea individualista que lo importante era obtener bienes materiales, la ropa de marca, ‘la Cheyenne apá’, el lujo barato, las alhajas, las trocas, los carros último modelo.

Se olvidó que la verdadera felicidad no son los bienes materiales, la verdadera felicidad es estar bien con uno mismo, estar bien con nuestra conciencia y estar bien con el prójimo, y se afectaron los valores culturales, morales, espirituales.

Entonces, todo esto trajo este grave problema de inseguridad y de violencia.

¿Y qué hicieron los gobernantes?

En vez de atender las causas pensaron que lo iban a resolver con el uso de la fuerza, con medidas coercitivas, como si se pudiese apagar el fuego con el fuego. La violencia no se puede enfrentar con la violencia, al mal no se puede enfrentar con el mal, al mal hay que enfrentarlo haciendo el bien.

Por eso tenemos que cambiar la estrategia y procurar impulsar actividades productivas y que haya empleos. Por eso vamos a apoyar a los productores de toda esta región. Ese es mi compromiso.

Va a aplicarse un programa que se llama: Sembrando Vida, que ya lo estamos aplicando en Chiapas. Estamos sembrando 500 mil hectáreas ya en el sur sureste del país y se le está dando empleo a 200 mil trabajadores, se les están pagando jornales para cultivar sus parcelas para que haya trabajo y haya opciones en el campo, y no se vean los jóvenes obligados a tomar los caminos de las conductas antisociales, que no los enganchen, que volteemos a ver a los jóvenes nosotros, que los jalemos, los abracemos y los llevemos por el camino del bien. Tenemos que atender a los jóvenes, nunca más darles la espalda a los jóvenes.

¿Saben qué hicieron los pasados gobiernos?

Nada más etiquetarlos, llamarles ninis, que ni estudian ni trabajan, y no hicieron nada por rescatar a los jóvenes.

Lo único que veo de atención a los jóvenes es este programa Cara, que hay en los hospitales del Seguro Social.

Ahora hay un programa que se llama Jóvenes Construyendo el Futuro, que ha sido muy cuestionado, pero no me importa, dicen que es populismo, no me importa. Si apoyar a los pobres, apoyar a los jóvenes es ser populista que me apunten en la lista.

¿Saben cómo es el programa?

Que todo el joven que no tiene estudio, que no tiene trabajo es contratado para trabajar como aprendiz, tres mil 600 pesos mensuales, no va a quedar un joven sin beca, vamos a entregar 10 millones de becas como nunca en la historia del país y vamos a darle trabajo a todos los jóvenes.

¿Saben cuántos hay ya ahora trabajando en ese programa?

Seiscientos mil jóvenes en el país y tenemos un presupuesto de 44 mil millones de pesos para ese programa.

Aquí en Buenavista todos los jóvenes que conozcan que no están estudiando y que no tienen empleo, que los orienten; si hay maestros mecánicos, electricistas, agricultores, comerciantes, que quieran tener jóvenes que nos ayuden como tutores para que les enseñen, no sólo el oficio y la profesión, sino que los conduzcan por el camino del bien, porque lo tenemos que hacer entre todos.

Y esos jóvenes que se estén capacitando en esos talleres van a recibir ese sueldo para que de esa manera todos los jóvenes tengan garantizado el derecho al estudio y el derecho al trabajo.

Tenemos que actuar de esa forma para ir serenando a Buenavista, Apatzingán, a la Tierra Caliente, a Michoacán, al país. Nada de estar apostando sólo a la fuerza.

¿Qué hacían?

Abandonaban a los jóvenes, nunca se preocupaban por ellos y ya cuando el joven agarraba el camino de las conductas antisociales se les masacraba. Eso era la política. Eso ya no.

Las cárceles están llenas de jóvenes, los que pierden la vida son jóvenes. Los tenemos que atender y competir en este terreno con la delincuencia organizada, decir: ‘A ver, tú te llevas a los jóvenes, vamos a ver quién puede más, porque yo le voy a dar opciones a los jóvenes, porque no quiero que te los lleves, no quiero que los jóvenes se echen a perder’. Vamos a trabajar así.

Lo mismo en lo del consumo, que es un problema gravísimo, porque antes no se consumía droga en Michoacán o en el país como se consume ahora, precisamente por los valores que existían; pero al darse la descomposición social, los jóvenes se deprimieron, se sintieron frustrados y siguieron el mal ejemplo, y ahora resulta que tenemos un aumento en el consumo de las drogas, y de las peores drogas, drogas veneno, drogas destructivas, que matan, que destruyen a los jóvenes.

Estos laboratorios que ponen y que antes todo era para vender afuera, ahora ya un porcentaje de esa droga dañina, de ese veneno, ya se queda como consumo interno.

¿Qué vamos a hacer, entonces?

Vamos a implementar una campaña nacional, radio, televisión, con todas las iglesias, con las iglesias evangélicas, con la Iglesia católica, y también librepensadores, todos, a orientar para portarnos bien y hacer ver que sólo siendo buenos podemos ser felices. Eso es lo que se va a llevar a la práctica.

Si no enfrentamos el problema del consumo, ¿cuándo vamos a resolver el problema de la inseguridad y de la violencia?, nunca. Por eso vamos a dedicar mucho tiempo a este tema. No quería yo abordar el asunto de la inseguridad y de la violencia aquí, en Buenavista, pero estoy acostumbrado a decir siempre lo que pienso y mi pecho no es bodega.

Va a salir adelante nuestro país y le vamos a dejar mejores condiciones a los que vienen detrás de nosotros, estamos luchando por ellos. Ya nosotros vamos de salida, hasta podemos decir: ‘Gracias a la vida que nos ha dado tanto’, pero ¿qué se le va a dejar a los hijos, a los nietos?, hay que pensar mucho en ellos.

Y vamos adelante. Yo no les voy a fallar, tengo principios, tengo ideales, no soy un ambicioso vulgar. Es la Cuarta Transformación de la vida pública de México. Miren cómo vengo a Buenavista, aquí no hay guardaespaldas.

¿Saben cuántos cuidaban al presidente?

Ocho mil elementos del Estado Mayor Presidencial. Ya eso desapareció, todos esos elementos pasaron a la Secretaría de la Defensa. Al presidente lo cuida la gente y el que lucha por la justicia no tiene nada que temer.

Pero ¿saben?, no es que se necesitara tanta gente para cuidar al presidente, era la fantochería, era sentirse importante, era una actitud de complejo. El poder es humildad, no es la parafernalia, no es la prepotencia, no son los lujos.

Ya ese avión presidencial que compró Calderón y le dejó a Peña ya está en venta en California. Es un avión para 280 pasajeros con alcoba, con restaurant que no lo tiene ni Donald Trump, nada más que no le quiso entrar Donald Trump a la compra, se lo mandamos a ofrecer.

Pero ya no van a haber aviones ni helicópteros, si nada más nos vemos y vengo aquí a Buenavista en helicóptero, ¿cuándo me voy a enterar de cómo están los caminos?

Nunca. Por eso celebro lo que acaba de decir el gobernador de Michoacán, que también se venden los aviones, helicópteros del gobierno. No puede haber gobierno rico con pueblo pobre.

Hay que recordar a Morelos, paisano de ustedes. Decía que se modere la indigencia y la opulencia, que se procurara la igualdad, para eso luchó Morelos. Decía: ‘Que se eleve el salario del peón’; decía Morelos: ‘Que se eduque al hijo del campesino y al hijo del barretero igual que al hijo del más rico hacendado’; decía Morelos: ‘Que haya tribunales que protejan al débil de los abusos que comete el fuerte’. Ese era Morelos, michoacano.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment