Los riesgos y recomendaciones del CCE sobre el #NAIM – La intervención del Ing. Jiménez Espriú

Publicado el septiembre 18, 2018, Bajo Video, Autor MonaLisa.


El costo de suspender la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco es extremadamente alto, afirmó el presiente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón. El Ing. Jimenez Espriu plantea alternativas para los próximos años y señala que se realizará la consulta ciudadana y dos estudios técnicos complementarios, se sigue preparando la información para la consulta. Aclara que no hay costos ni penalizaciones si no se continua en Texcoco

CIUDAD DE MÉXICO (ADNPolítico) – El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) realizó una serie de recomendaciones sobre la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) a la par que expuso algunos de las consecuencias que implicaría cancelar la obra que se desarrolla actualmente en Texcoco.


Empresarios. Juan Pablo Castañón (izquierda), presidente del CCE, junto a Javier Jiménez Espriú, próximo titular de la SCT. Foto – Cuartoscuro)

¿Qué sugerencia hace el CCE al gobierno entrante?

Mantener la obra donde se está realizando para absorber la demanda actual y la que habrá en un futuro.

Revisar los costos de materiales siempre y cuando no se comprometa la funcionalidad del aeropuerto.

Revisar el esquema de financiamiento mediante la bursatilización de deuda y la concesión total o parcial del aeropuerto.

Aumentar el alcance social del proyecto a través de una zona de alto impacto social para el impulso de desarrollo de empleos.

No suspender la obra. El costo de suspenderlo es extremadamente alto en cualquier fase en dinero y tiempo.

Considerar implicaciones legales y financieras de la cancelación del aeropuerto en construcción.

Juan Pablo Castañón, presidente del CCE, indicó este martes en conferencia de prensa que cancelar la obra del aeropuerto que se lleva a cabo en Texcoco implicaría:

Pérdidas de 120,000 millones de pesos, de los cuales una tercera parte correspondería a penalizaciones por incumplimiento de contratos.

Implicaciones jurídicas y financieras con acreedores y contratistas.

Riesgos reputacionales en perjuicio de México y de futuros proyectos de gran envergadura”.

Castañón detalló que los costos de operaciones del NAIM en Texcoco serían considerablemente menores, entre 25% y 30%, que el del aeropuerto actual.

Conoce más: Dos pistas, una terminal, un tren rápido… así luciría el NAIM en Santa Lucía

¿Y qué dice el próximo gobierno?

Javier Jiménez Espriú, propuesto para ser el próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), dijo que se analizarán y definirán las ventajas y las desventajas de la forma más objetiva, transparente y mesuradas, y que las ventajas serán comprobables.

Jiménez Espriú apuntó que sin importar la opción que se elija, el aeropuerto Benito Juárez seguirá funcionando los próximos seis o siete años, por lo que se tendrá que rehabilitar, así como el de Toluca.

El futuro secretario de Comunicaciones y Transportes afirmó que el sitio donde se construye el nuevo aeropuerto es el peor en la República, según la opinión de expertos en la materia.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment