Santa Lucía estará en tiempo y forma, reitera la Sedena

Publicado el diciembre 26, 2019, Bajo Nacional, Autor MonaLisa.


La Sedena renta maquinaria y contrata a privados para labores de acarreo. Fotos EE: Daniel Sánchez

En poco más de dos meses de obra, el Ejército labora en 17 frentes de trabajo, en donde unos 500 militares coordinan a más de 3,200 civiles involucrados en la obra, que debe estar lista para el 21 de marzo del 2022.

La construcción del Aeropuerto Felipe Ángeles en números:

* 1.66% de avance de obra (al 23 de diciembre).
* 233 millones de pesos ejercidos (al 23 de diciembre).
* 3,284 trabajadores (al 18 de diciembre).
* 500 militares coordinando las obras.
* 20 frentes de trabajo, de los cuales se han abierto 17.
* 67 días de trabajos transcurridos.
* 818 días de trabajo restantes.
* 95,000 millones de pesos es el último presupuesto manejado para el AIFA, contemplando su interconexión con el AICM, y la reubicación de instalaciones militares.
* 8,517 millones de dólares asignados en el 2019.

Relacionada: Disciplina militar, activo para compensar la experiencia limitada en aeropuertos

La construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) y la reubicación de instalaciones militares y de la Fuerza Aérea en la Base Militar de Santa Lucía (que incluye una pista de uso exclusivo) se realizan de manera paralela para garantizar su inauguración el 21 de marzo del 2022, como lo pidió el presidente Andrés Manuel López Obrador a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Alejandro de la Rosa y Octavio Amador, El Economista, 23 Dic 2019

Hasta ayer 23 de diciembre se registró un avance físico total de 1.66% y una inversión de 233 millones de pesos, de acuerdo con los registros de la dependencia y al uso de la tecnología de modelado de información de construcción (BIM), que también se usaba en el cancelado aeropuerto de Texcoco.

Para el desarrollo coordinado, la dependencia dividió las obras en 20 frentes de trabajo y actualmente están activos 17, de los cuales seis están relacionados con la infraestructura aeroportuaria comercial de la primera etapa: dos pistas comerciales, la terminal de pasajeros (para atender 20 millones de personas y 119,000 operaciones anuales) la torre de control, el estacionamiento, la terminal de combustible y las redes (hidráulicas y sanitarios, entre otras).

En la segunda etapa se prevé que para el 2052 se construya una pista comercial más y el edificio terminal atienda a 85 millones de pasajeros. El resto de los frentes se relaciona con la construcción de instalaciones militares (entre ellas habitacionales y de servicios), para la Fuerza Aérea y diversas vialidades.

A pesar de que la nueva terminal fue encargada al Ejército, no son ellos quienes realizan todas las tareas. En el polígono ya hay 3,284 civiles laborando y unos 500 militares coordinando. También, Aeropuertos de París colabora en el desarrollo del plan maestro y NavBlue tiene a su cargo la nueva configuración del espacio aéreo en el valle de México.

La logística constructiva elegida refiere que cada uno de los frentes está a cargo de un ingeniero militar, el cual que es apoyado por personal civil para realizar tareas administrativas y de campo (en la obra).

“No crean que hay personal militar escarbando o cargando. En la maquinaria pesada sí tenemos operadores y conductores de volteo, pero son mínimos”, explicó el teniente coronel ingeniero constructor Raúl Roldán, durante un recorrido en la zona de trabajo que se limitó a la pista central (pero refirió que hay avances notables en la torre de control y el edificio terminal porque desde la mañana del 17 de octubre pasado que iniciaron todos los trabajos no han parado).

Él tiene a su cargo el frente 19, la construcción de la nueva pista militar (la actual se convertirá en calle de rodaje para una pista comercial), y antes fue el encargado de construir unos laboratorios para la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. El ingeniero está autorizado para hablar del proyecto de Santa Lucía.

¿Cuál fue el criterio de selección para los residentes encargados de los frentes?
Se eligió personal que haya tenido otras obras que han tenido resultado satisfactorios, que no tuvieron problemas antes, con experiencia, que sepa de terracerías, de edificación, entre otras cosas.

Pero no habían construido aeropuertos…
Completos no, pero tenemos la experiencia en cuanto a edificación para construir un aeropuerto, por eso es que hay una asistencia externa de gente que es la que está asesorando en todos los aspectos generales. Pero edificar en otros ámbitos lo hemos hecho por muchos años.

¿Aeropuertos de París ya tiene oficina aquí en Santa Lucía?
Dentro no, pero hay una coordinación muy estrecha con la oficina central que atiende todo el proyecto y constantemente hay reuniones para garantizar que todo se haga bien. En tiempo y forma.

Pista central, con buen suelo
El teniente Raúl Roldán gusta de repetir que el suelo de la base militar es de mejores condiciones que el de Texcoco y que a una profundidad de 4 metros se encuentra ya un material totalmente sólido, una arena limosa (tepetate), que tiene la capacidad de carga suficiente para las pistas que se construyen, lo que reduce tiempos y costos.

Incluso, invita a caminar por una parte de los 4,500 metros que tendrá de extensión la pista central, que estará a 1,650 metros de la pista norte, lo que permitirá que, una vez en funciones, operen de manera simultánea.

El recorrido termina en una zona donde ya están terminados en su totalidad unos metros de la pista, la misma que fue destacada por el presidente Andrés Manuel López Obrador por ser un ejemplo del avance en la construcción del aeropuerto.

El ingeniero militar refiere que, en esa infraestructura, donde varios topógrafos hacen su labor cerca de camiones que transportan materiales pétreos, pueden operar todos los aviones comerciales actuales, incluyendo el A380 y la gigantesca aeronave de carga Antónov, siempre cumpliendo con los estándares internacionales.

La construcción del Aeropuerto Felipe Ángeles en números:

* 1.66% de avance de obra (al 23 de diciembre).
* 233 millones de pesos ejercidos (al 23 de diciembre).
* 3,284 trabajadores (al 18 de diciembre).
* 500 militares coordinando las obras.
* 20 frentes de trabajo, de los cuales se han abierto 17..
* 67 días de trabajos transcurridos.
* 818 días de trabajo restantes.
* 95,000 millones de pesos es el último presupuesto manejado para el AIFA, contemplando su interconexión con el AICM, y la reubicación de instalaciones militares.
* 8,517 millones de dólares asignados en el 2019.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment