Paisanos y Covid-19// Desempleo al alza

Publicado el abril 20, 2020, Bajo Opinión, Autor LluviadeCafe.

Minería: despojo y nuevos latifundios - videochat - YouTube
LA JORNADA 20 de Abril 2020
Carlos Fernández-Vega
Para México, de tiempo atrás las remesas de los paisanos se convirtieron en el principal renglón en captación de divisas, muy por arriba del ingreso petrolero o turístico. En las últimas tres décadas por este concepto nuestro país captó alrededor de 476 mil millones de dólares, algo así como 40 por ciento del producto interno bruto a precios actuales.

Sin embargo, la pandemia de Covid-19 ha sacudido la economía estadunidense –y a la del mundo en su conjunto–, y más allá de las lamentables muertes de paisanos en el vecino del norte por ese virus, la consecuencia inmediata es que el monto de las remesas tiende a decrecer.

Un informe del Pew Research Center –con sede en Washington y del que se toman los siguientes pasajes– da cuenta de la situación: los hispanos son más propensos que los estadunidenses, en general, a decir que ellos o alguien en su hogar ha experimentado un recorte salarial o ha perdido su trabajo debido al brote de coronavirus.

De acuerdo con los resultados de una encuesta del referido centro de investigación (levantada entre el 19 y el 24 de marzo pasados), alrededor de la mitad (49 por ciento) de los hispanos reconocieron que, con el pretexto del virus, a ellos o alguien en su hogar perdieron el trabajo o se les recortó el salario, frente a 33 por ciento de los adultos estadunidenses (hasta ahora alrededor de 22 millones de trabajadores estadunidenses han solicitado el beneficio económico por seguro de desempleo).

Entre los hispanos, más personas dicen que alguien ha experimentado un recorte salarial, reducción en las horas de trabajo y/o despido, en una proporción que duplica a la del público en general. Un análisis reciente del Centro Pew documentó que cerca de 8 millones de trabajadores hispanos se empleaban en restaurantes, hoteles y otras actividades en el sector de servicios, y son quienes tienen un mayor riesgo de pérdida de empleo.

En marzo pasado, la tasa de desempleo en la comunidad hispanoparlante fue de 6 por ciento; en febrero, 4.4 por ciento. Es probable que la tasa actual sea mucho mayor, porque la cifra mensual se basa en datos de la segunda semana de marzo, antes de que se generalizara el impacto económico por el Covid-19.

Ahora, Estados Unidos tiene el mayor número de casos de coronavirus registra-dos en todo el mundo. La mayoría de los es-tados han cerrado negocios no esenciales y muchos han emitido órdenes a sus residentes de que se queden en casa. Más de cuatro de cada 10 estadunidenses (44 por ciento), incluido 47 por ciento de los hispanos, reconocen que la pandemia ha cambiado su vida personal de manera importante.

Los latinos están preocupados por el mayor impacto económico del Covid-19 en Estados Unidos. Noventa por ciento dice que el brote es una gran amenaza. Además, la encuesta de finales de marzo documenta una proporción significativa (42 por ciento) de ellos que advierte sobre una recesión causada por el coronavirus, mientras 16 por ciento considera que causará una depresión. Otro 40 por ciento asume que provocará desaceleración, pero no recesión.

Muchos hispanos ven al coronavirus como una gran amenaza para su situación económica personal. Sesenta y ocho por ciento de ellos (de acuerdo con la citada encuesta) reconoce que esa realidad ya les pegó, frente a 50 por ciento dos semanas atrás (otra encuesta levantada entre el 10 y el 16 marzo). En el periodo entre las dos, el Congreso debatió un proyecto de ley de gastos de emergencia por alrededor de 2 billones de dólares, que incluyó pagos gubernamentales de mil 200 dólares a personas, ampliación de los beneficios de desempleo y opción de posponer pagos por préstamos estudiantiles.

Las rebanadas del pastel

En todo caso, lo sorprendente es que todavía alguien se asombre: Javier Alatorre siempre ha sido el Titino (aunque físicamente se parece más a Neto, ambos personajes de Carlos Monroy) del ventrílocuo Ricardo Salinas Pliego, un oscuro empresario que entre el país y su patrimonio nunca duda: primero su patrimonio, y después, también.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment