John Perkins a Correa: “Este sistema de ‘sicarios económicos’, que comenzó para explotar a otros países, se ha vuelto contra nosotros”

Publicado el mayo 24, 2020, Bajo Opinión, Autor LluviadeCafe.

Esta edición de ‘Conversando con Correa’ recoge una de las voces más controvertidas y contestatarias de EE.UU., la de John Perkins, un hombre arrepentido de sus acciones al frente de grandes corporaciones transnacionales de su país, mediante las que contribuyó a instaurar en el mundo lo que hoy llama ‘la economía de la muerte’. En sus libros, Perkins ‘confiesa’ el grave daño que esta dinámica comercial ha producido al planeta y comenta la actualidad desde su singular perspectiva
El trance inaudito que atraviesa el mundo en este momento de crisis sanitaria global invita, tal vez, a la reflexión sobre el modo de vida que las llamadas ‘sociedades avanzadas’ han desarrollado durante las últimas décadas. Es por ello un momento excelente para escuchar a John Perkins, un hombre que trabajó como ‘sicario económico’ al servicio de varias corporaciones norteamericanas, en el contexto de un sistema de expansión comercial que utiliza la extorsión y la guerra política sucia para extender su dominio en las regiones más vulnerables del mundo.

“Mi título oficial era el de economista jefe en una de las principales empresas consultoras internacionales, pero mi trabajo era identificar países con recursos que querían obtener nuestras corporaciones y después negociar grandes préstamos para ese país a través del Banco Mundial y otras organizaciones vinculadas”, indica Perkins a modo de presentación personal.

Mucho más concreta es su descripción del brutal ‘modus operandi’ en el que se involucró: “En esencia, tomábamos el control del país”, asegura, detallando que “si el presidente del país no aceptaba esas condiciones, la gente a la que llamábamos ‘chacales’ intervenían y, o bien derrocaban al Gobierno orquestando un golpe de Estado, o bien asesinaban a los líderes como hicieron con Allende en Chile, con Lumumba en el Congo”.

El relato le suena familiar a Correa: “Yo he sido testigo, tal vez víctima, de lo que tú dices, los dólares como instrumento de chantaje”, le responde, recordando un préstamo que le fue denegado a Ecuador en 2005 como consecuencia del cambio de política económica que impulsó el propio Correa desde el ministerio de Economía.

Síntomas de un sistema tóxico
“Este sistema de sicarios económicos que se inició con el fin de explotar a otros países, sobre todo a los llamados países en vías de desarrollo, ahora se ha extendido por el mundo y se ha vuelto contra nosotros”, reconoce Perkins, que no duda en afirmar que es a “la ‘economía de la muerte’ –como se refiere habitualmente a este sistema–, a la que deberíamos achacarle, al menos en parte, la responsabilidad por el coronavirus y por todas las crisis que enfrentamos”.

Si hubiéramos destinado la mitad del presupuesto militar de EE.UU. en los últimos 10 años para crear un mejor sistema de sanidad, ahora todos estaríamos mejor
“El cambio climático, la desigualdad de ingresos, el terrorismo, la extinción de especies… son solo síntomas de un sistema económico global deficiente que yo, en calidad de ‘sicario económico’, ayudé a desarrollar y promover”, confiesa a continuación.

¿Hacia una ‘economía de la vida?
En una fase más avanzada de la conversación, Correa señala algunas “imprecisiones” en el libro de Perkins titulado ‘New confessions of an economic hitman’ (‘Nuevas confesiones de un sicario económico’): “Tú sostienes que después del golpe de Estado que intentaron darme el 3 de septiembre del 2010 yo cambié la política petrolera y pase a abrir la decimoprimera ronda petrolera para el suroriente ecuatoriano, pero eso no es correcto”, puntualiza Correa, especificando que su política consistió en “aprovechar los recursos naturales, con absoluta responsabilidad ambiental y social”.

“Nuestra filosofía siempre fue utilizar el extractivismo para salir de él, para desarrollar otros sectores como la economía del conocimiento”, añade Correa.

“Pienso que durante su presidencia en Ecuador, usted implementó dos extraordinarias nociones filosóficas de enorme importancia: la primera son los derechos de la naturaleza que otorga la nueva Constitución del país, derechos iguales a los derechos humanos; y la segunda es la política del ‘buen vivir’, que de hecho es la economía de la vida”, responderá Perkins más adelante.

En esta línea, Perkins añadirá una observación sobre los EE.UU. en el contexto global: “El presupuesto militar anual de Estados Unidos se sitúa entre 600.000 y 700.000 millones de dólares, y ahora nos gastamos unos 3 billones de dólares para luchar contra el coronavirus”, afirma. “Si hubiéramos destinado la mitad de ese presupuesto en los últimos 10 años para crear un mejor sistema de sanidad en este país, ahora todo el mundo estaría mejor”, conclu

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment