¿Cómo afecta la pandemia de Covid-19 el sueño de las personas?

Publicado el junio 25, 2020, Bajo Salud, Autor MonaLisa.


* El sueño regular es imprescindible para evitar disímiles enfermedades durante la pandemia.

* Dormir y despertar tarde ha ocasionado trastornos de sueño que se evidencian con mayor frecuencia ante la pandemia.

teleSUR, 25 junio. La Sociedad Española de Sueño explica que las alteraciones en el dormir son una preocupación creciente para la salud pública mundial, debido a que la falta de sueño se asocia con daños en la motivación, la emoción y el funcionamiento cognitivo y con un mayor riesgo de enfermedades graves. Ante la pandemia por la Covid-19, se ha presentado un aumento en estos casos.

Por su parte, el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (Nhlbi) con sede en Maryland, Estados Unidos, argumenta que el sueño no solo es un bloque de tiempo en el que no se está despierto, sino que estudios realizados en las últimas décadas refieren que se trata de distintas etapas que progresan cíclicamente, y pueden tener diversas funciones como ayudar a sentirse descansado y con energía, mantener una buena salud y permitir que el cuerpo funcione de manera óptima.

Pero en el mundo, particularmente en los últimos siete meses, la pandemia del nuevo coronavirus ha impactado en la cantidad y la calidad del sueño de diferentes sectores de la población.

De acuerdo con el presidente de la Asociación de Investigación Respiratoria de Turquía (TUSAD), doctor Oguz Kokturk, el coronavirus ha impactado de manera preocupante al aspecto del sueño.

El especialista considera que dormir y despertar tarde ha ocasionado trastornos del ritmo de sueño que actualmente se evidencian con mayor frecuencia en el estado de aislamiento en el hogar que se vive en la mayoría de los países. “Esta situación tiene dos consecuencias en los individuos: Insomnio o somnolencia excesiva. Ambos causan pérdidas funcionales”, precisó Kokturk.

Insomnio e hipersomnia

Según el Nhlbi, la cantidad de horas de sueño necesarias varía de acuerdo a la persona y puede transformarse a lo largo del ciclo de vida. “La mayoría de los adultos, incluyendo los de edad avanzada, necesitan entre siete y ocho horas de sueño cada noche. Los niños tienen diferentes necesidades de sueño según la edad”, asevera.

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda descansar al menos seis horas diarias, pues la falta de descanso puede ocasionar padecimientos gástricos, incremento del apetito y desequilibrio en el rendimiento.

Para el doctor Kokturk, entre las condicionantes que contribuyen a mantener un sistema inmunológico fortalecido se encuentran una buena dieta equilibrada, ejercicio y sueño regular, siendo este último uno de las más importantes.

Para evitar disímiles enfermedades durante la pandemia del coronavirus, el especialista indica que es imprescindible mantener el ritmo circadiano, donde el ciclo de sueño/despertar sea compatible con el día y la noche.

En tanto, debe evitarse la ansiedad, pues esta causa un sueño inquieto que a su vez provoca insomnio, y puede conducir a una interrupción del ritmo circadiano.

Las alteraciones del sueño en esta etapa de pandemia se han producido también por la carga de información sobre el coronavirus, además del desmedido tiempo que se pasa en redes sociales y la pérdida en muchos casos del contacto social.

Por otra parte, la coordinadora de la red de expertos en el cuidado emocional Proyectos de BH Bienestar, Patricia Barato, explica que la preocupación en exceso también puede conducir a la hipersomnia, pues las personas tienen una sensación de pesadumbre y abatimiento, que son propios del confinamiento por un mes o más.

“Los efectos de la cuarentena conllevan a un proceso de deterioro paulatino: Al principio la gente está en un estado de alerta y de reaccionar rápido, pero después empieza una fase de desgaste”, explica Barato, quien agrega que además se puede registrar una dificultad para mantener el sueño, pudiendo despertar varias veces durante la noche.

Correcta higiene del sueño

Si bien la OMS reconoce la existencia de más de 80 tipos de trastornos del sueño, explica que el más común es el insomnio, por lo que en tiempos de coronavirus y cuarentenas se deben planear actividades de distracción, jornadas de ejercicio físico, alimentarse sanamente, y socializar con la familia, amigos, aunque sea por vías alternativas.

De acuerdo con las recomendaciones de la Sociedad Española de Neurología, para controlar adecuadamente los trastornos del sueño durante la pandemia del coronavirus es necesario establecer horarios fijos para ir a dormir y respetar esa hora; exponerse al sol en la mañana y al aire fresco ya sea por la ventana o por un balcón; realizar ejercicios físicos durante el día y evitarlos poco antes de dormir.

Asimismo, sugieren evitar las siestas, o al menos, tratar de que no duren más de 30 minutos. No llevar el celular o la tablet a la cama, no solo porque su luz inhibe la secreción de la hormona clave para relajarse y dormir, sino porque la información que se consuma puede elevar los niveles de ansiedad e incertidumbre.

NHLBI – Sociedad Española de Sueño – BBC – Milenio – OMS – National Heart, Lung, and Blood Institute – noticiasensalud – AA
Por: teleSUR – avr – MER

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment