Remesas alcanzan nuevo máximo, en medio de pandemia: 10.5% más

Publicado el agosto 4, 2020, Bajo Economía, Nacional, Autor MonaLisa.


En el primer semestre, 19 mil 74 mdd

El ingreso de divisas por remesas alcanzó un nuevo récord. De enero a junio, los migrantes mexicanos enviaron a sus familias 19 mil 74 millones de dólares, cantidad que superó en 10.5 por ciento a la del mismo periodo de 2019, reportó ayer el Banco de México (BdeM).

Israel Rodríguez, La Jornada, 4 agosto 2020

Las remesas familiares siguen sorprendiendo. El flujo de 12 meses (junio de 2019 al mismo mes pasado) registra de nuevo un máximo histórico de 37 mil 865.9 millones de dólares, afirmó Jonathan Heath, subgobernador del BdeM, en su cuenta de Twitter.

Durante junio las remesas sumaron 3 mil 556 millones de dólares, lo cual significó un incremento, por segundo mes consecutivo, de 5.23 por ciento respecto de mayo pasado, cuando llegaron a 3 mil 379 millones, informó el banco central.

Con ello las remesas avanzaron en junio a una tasa anual de 11.1 por ciento, que es una de las más altas de todo 2020 y además es considerablemente mayor al promedio de los índices de crecimiento de 2019, cuando fue de 7.3.

Entre las causas que incrementaron el monto de las remesas están las condiciones de empleo de los migrantes en Estados Unidos, que mejoraron marginalmente en junio en comparación con mayo, aunque fueron mucho peores a las registradas antes de la pandemia.

De acuerdo con datos de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, citados por BBV Research, durante mayo y junio se han presentado recuperaciones en los niveles de empleo, aunque no sustanciales. La cifra disponible más reciente indica que en el sexto mes del año la tasa de desempleo se ubicó en 11.1 por ciento.

A partir de dichos datos, analistas de BBVA plantearon tres hipótesis sobre el flujo de remesas a México en tiempos del Covid-19 durante este segundo trimestre de 2020: “Es posible que, debido a las limitaciones de movilidad, muchos migrantes transfronterizos y commuters (personas que regularmente viven en México y trabajan en Estados Unidos) decidieran hacer envíos de dinero mediante el sistema financiero en vez de entregarlo personalmente en México, como hacían antes de la pandemia”.

La segunda es que las remesas de los migrantes con más arraigo en Estados Unidos casi no se vieron afectadas por la crisis de Covid-19. Este mayor arraigo puede estar relacionado con un superior porcentaje de migrantes con ciudadanía y residencia permanentes, más empleos formales y de mayor calidad, y mayores redes sociales (amigos y familiares) de apoyo y protección.

La tercera es que las remesas de los migrantes de más reciente llegada y con menos redes sociales pudieron haber sido las más afectadas por la crisis sanitaria. Esto también explicaría por qué los envíos a Guatemala y El Salvador fueron igualmente de los más afectadas en este periodo, dado que un porcentaje importante de sus migrantes llegó en los últimos 15 años a Estados Unidos.

El número de transacciones realizadas hacia México llegó a 10.4 millones, incremento de 9.4 por ciento. El monto promedio de envío también subió, al pasar de 321 dólares en el primer semestre de 2019 a 336 en promedio en el primer semestre de este año.

El poder de compra de las remesas expresadas en pesos mexicanos se ve favorecido por la depreciación pronunciada que tuvo la moneda a principios de año, aunque a partir de mediados de mayo dicho beneficio se moderó por la recuperación parcial de la moneda mexicana.

Por ello los resultados de junio fueron positivamente inesperados, pues aún con los cambios en la cotización del tipo de cambio la captación de remesas fue equivalente en pesos a 78 mil 740 millones, crecimiento de 28.5 por ciento en términos anualizados, que es uno de los aumentos más importantes de 2020, comentaron especialistas.

Marcos Daniel Arias Novelo, analista económico de Monex, destacó: A junio pasado las remesas permanecen como el indicador de mejor desempeño en la economía mexicana. En años recientes esta variable ha alcanzado un peso de cerca de 2.7 por ciento en el producto interno bruto, pero considerando la caída abrupta de otros sectores y componentes de la demanda agregada es posible que la importancia de las remesas crezca durante los meses próximos.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment