Etileno XXI quitó al país 15 mil mdp: López Obrador

Publicado el agosto 23, 2020, Bajo AMLO, Autor LluviadeCafe.

La Jornada

Ciudad de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el contrato de la planta Etileno XXI con Odebrecht implicó un quebranto a la nación por alrededor de 15 mil millones de pesos, por el subsidio en la venta de gas etano a bajo precio –en perjuicio de las petroquímicas de Pajaritos, en Coatzacoalcos, Veracruz– y para su transporte, así como el pago de multas si no se le entregaba el hidrocarburo.

A partir de la denuncia de Emilio Lozoya, que consideró de lectura obligada porque muestra “toda la red de complicidades, cómo operaba el régimen de corrupción” en los dos sexenios anteriores, y “es un momento definitorio en la historia de México para limpiar de corrupción al país”, López Obrador detalló, este sábado en un video en redes sociales, que el contrato de la planta construida por Odebrecht, es “leonino” porque obligaba a Pemex a venderle a la empresa brasileña 66 mil barriles diarios de gas etano subsidiado, 30 por ciento más barato,

“Si Pemex no le entregaba el etano a Odebrecht tenía que pagar penalizaciones. Esto, desgraciadamente, se cumplió, porque Pemex no tenía gas. Para firmar este contrato dejaron sin gas a las plantas petroquímicas de Pajaritos. Pero poco a poco Pemex dejó de producir gas, porque se abandonó la actividad petrolera; entonces, además del subsidio, se tuvieron que pagar multas desde que entró en vigor el contrato –se firmó en 2010, en el gobierno de Felipe Calderón, y la planta empezó a funcionar en 2015.

Según nuestros cálculos, subrayó en su mensaje en redes sociales, se ha pagado de más –por el subsidio a Odebrecht, alrededor de 5 mil millones de pesos–.

Abundó que en el contrato se estableció que Pemex también asumía el costo del transporte del etano que estimó en otro 30 por ciento, “si no es que más, y representarían otros 5 mil millones de pesos. De modo que por el subsidio que se le entregó a Odebrecht, estamos hablando de 70-75 por ciento.

“A esto habría que agregar lo que se está pagando de multas. Hasta antes de 2019 se habían pagado 2 mil 814 millones de pesos, y nosotros dejamos de pagar desde ese año, porque no podíamos seguir con eso, 2 mil 100 millones. En total, estamos hablando de un quebranto a la nación de alrededor de 15 mil millones de pesos”.

Por si eso fuera poco, explicó que Idesa, filial de Odebrecht, recibió del Banco de Comercio Exterior (Bancomext) un crédito de 50 millones de dólares a 10 años en octubre de 2011. “Luego, en 2012, también en el gobierno de Calderón, Nacional Financiera otorga otro crédito por 280 millones de dólares y Bancomext otro por 190 millones de dólares”.

“O sea, contrato leonino, cofinanciamiento público y estos créditos los van pagando con la devolución del IVA, de modo que todo esto implica, cuando menos, influyentismo y sobornos a altos funcionarios públicos, porque resulta que después Odebrecht, como lo denuncia el señor Lozoya, aporta dinero para la campaña del candidato (Enrique) Peña Nieto, y también para que se apruebe la reforma energética”.

El presidente abundó que Pemex además tiene una deuda de 5 mil millones de pesos por la planta de fertilizantes Agronitrogenados, comprada a sobreprecio en el sexenio pasado a Altos Hornos de México, de Alonso Ancira, a pesar de que costaba, cuando mucho, 50 millones de dólares y pagaron 275 millones de dólares por ella. “Y todavía destinaron 200 millones de dólares más para rehabilitarla”.

López Obrador subrayó que esos dos casos muestran el nivel de corrupción que prevalecía. En su denuncia, Emilio Lozoya “acusa a diestra y siniestra, están como 70 personas implicadas”, entre ellos tres ex presidentes: Carlos Salinas “como cabildero o gestor del PAN, dice”; Calderón y Peña Nieto, además de ex secretarios de Hacienda, legisladores y otros ex funcionarios, pero “no está diciendo todo”, porque hay otra planta de fertilizantes también con crédito de Nafinsa y Bancomext, con cargo a Pemex, por la que se tiene otra deuda de 8 mil millones de pesos.

Subrayó que “fue un saqueo sin límites”, al comentar que durante el periodo neoliberal secuestraron al gobierno para hacer negocios privados. Malos negocios para la nación, buenos negocios para un grupo.

Ante los hechos, planteó que “todos los mexicanos conozcamos cómo operaba el gobierno de corrupción, como eran los gobiernos neoliberales”; recuperar lo más que se pueda de lo robado y castigar a todos los responsables. En el caso de los ex presidentes, insistió que se debe consultar a los ciudadanos. Insistió que la Fiscalía General de la República (FGR) debe investigar y “que no se piense que es una venganza política, Yo no soy verdugo, no es mi fuerte la venganza. Yo quiero justicia”.

Subrayó que es tan fuerte lo que se denuncia, “que mis adversarios, pensando que con eso me iban a detener, sacaron unos videos de mi hermano (Pío López Obrador) recibiendo dinero para ayudar a Morena en 2015. Desde luego nada que ver con estas cantidades (anteriormente mencionadas). De todas maneras, es dinero que le entregan”. Reiteró: “nuestro movimiento se hizo con el apoyo del pueblo, pero no es esto (del caso Odebrecht), esto es corrupción, lo otro es cooperación”.

Reiteró que está condiciones de declarar ante las autoridades por el caso. “No es la primera vez que lo haría, he estado muchas veces denunciando corrupción y he estado también defendiéndome y he salido de la calumnia ileso; pero no por eso me van a detener y vamos a dejar de seguir limpiando de corrupción el país”.

Se debe investigar a David León, que es el que entrega dos sobres con dinero a mi hermano, y que se investigue a mi hermano, porque un buen juez por su casa empieza. El que nada debe nada teme, apuntó.

“Nuestro país podría ser ejemplo mundial si se hace justicia y se va a fondo en los casos de Lozoya y (Genaro) García Luna. En este desafío asumo mi responsabilidad y creo que hará lo mismo la Fiscalía General de la República, Poder Judicial y el pueblo entero”, apuntó.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment