AMLO: con austeridad se logró un ahorro de 560 mil mdp

Publicado el septiembre 2, 2020, Bajo 4T, Autor LluviadeCafe.


La Jornada
Ciudad de México. Aunque algunos críticos lo pidan, no ocurrirá que prescinda del ideario y el proyecto de nación que obtuvo un respaldo abrumador en las urnas el 1º de julio de 2018, y no aplicaré recetas económicas contra las que hemos luchado ni seremos tolerantes con la corrupción, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador al rendir su segundo Informe de gobierno.

Ratificó que no traicionará su compromiso con la sociedad, ni renunciará a su congruencia. Este gobierno no será recordado por corrupto, nuestro principal legado será purificar la vida pública de México.
Al presentar ayer el reporte del estado que guarda la nación en el Patio de Honor de Palacio Nacional –ocho horas antes de que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, lo entregó oficialmente al Congreso de la Unión–, el jefe del Ejecutivo federal resaltó que sin corrupción y con un gobierno austero hay un ahorro de 560 mil millones de pesos. Y sigue en pie el compromiso de terminar de sentar las bases del México del porvenir para el 1º de diciembre, cuando se cumplan dos años de gobierno.

En su mensaje de 45 minutos ante unos 60 invitados que respetaron la sana distancia –integrantes del gabinete, empresarios, mandatarios estatales y otros–, agradeció a los titulares de las secretarías de Marina, almirante Rafael Ojeda Durán, y de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval, por “el respaldo, lealtad y recto proceder.

Ahora hay justicia para el pobre y en materia de seguridad ya no manda la delincuencia organizada, como era antes. Ya no hay torturas, desapariciones ni masacres; se respetan los derechos humanos y se castiga al culpable, sea quien sea. Ya no hay en el gobierno federal funcionarios como (Genaro) García Luna, manifestó.

Destacó la reducción de 30 por ciento en la mayoría de los delitos, excepto homicidios dolosos y extorsión, que han aumentado 7.9 y 12.7 por ciento, respectivamente.

López Obrador reiteró su respeto y trato equitativo a gobernadores y presidentes municipales de cualquier signo político, así como hemos cumplido con nuestra promesa de impulsar la verdadera independencia de las instituciones de justicia.

En cuanto a que se juzgue a ex presidentes de la República por diversos delitos, ratificó que las autoridades responsables desahoguen el asunto con absoluta libertad y que, de ser necesario, se celebre una consulta para conocer la opinión del pueblo. De realizarse este ejercicio, él votaría en contra de someterlos a proceso, pero respetará el fallo.
Al recordar que fue víctima de fraude electoral, el Presidente se mostró convencido del tremendo daño que ocasionan las autoridades impuestas, y destacó la reforma constitucional que castiga con cárcel, sin derecho a fianza, a quien utilice el presupuesto público en beneficio de partidos y candidatos o adultere el carácter libre y democrático de las elecciones.

Sobre la oposición a su gobierno, el titular del Ejecutivo aseveró que desde Francisco I. Madero no había habido un presidente tan atacado como ahora, pero resaltó que la mayoría de los mexicanos apoyan su gestión. Los conservadores están enojados porque ya no hay corrupción y perdieron privilegios. Sin embargo, gozan de absoluta libertad de expresión y ello es prueba de que hoy se garantizan las libertades y el derecho a disentir. La represión política ha quedado en el pasado.

Estableció que es mucho lo realizado y en lo fundamental nos queda realmente poco por definir. De los 100 compromisos que hice en el Zócalo el primero de diciembre de 2018, hemos cumplido 95, así que ya está en marcha la nueva política económica sustentada en la moralidad, la austeridad y el desarrollo con justicia.

Y aunque circunstancias imprevistas e infortunadas como la pandemia de Covid-19 han obligado a hacer ajustes, no vamos a apartarnos, en lo esencial, del espíritu del compromiso adquirido.

La mejor manera de evitar retrocesos en el futuro, añadió, depende mucho de continuar con la revolución de las conciencias para lograr a plenitud un cambio de mentalidad que, cuando sea necesario, se convierta en voluntad colectiva, dispuesta a defender lo alcanzado en beneficio del interés público y de la nación.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment