Garrote en mano, policías de Guatemala frenan a migrantes que pretendían cruzar a México

Publicado el octubre 3, 2020, Bajo Internacional, Noticias, Autor MonaLisa.


Migrantes cruzaron el Río Suchiate. Foto: Isaín Mandujano

TECÚN UMÁN, Guatemala (proceso.com.mx).– La Policía Nacional Civil (PNC) y las autoridades migratorias de Guatemala cercaron esta mañana a un centenar de migrantes hondureños que intentaban cruzar a México por el Río Suchiate.

Cuando los migrantes se disponían a salir de Guatemala rumbo a México en las balsas que cruzan el Río Suchiate, que divide a ambos países, fueron cercados en un calle frente a la Casa del Migrante Escalabrini.

Nota relacionada:
El INM amaga con cárcel si caravana migrante ingresa a México sin medidas sanitarias

Hombres, mujeres y niños, la mayoría jóvenes y adolescentes, algunas madres con sus pequeños hijos, fueron encerrados por los uniformados, que con garrote en mano intentaron subirlos a dos autobuses para deportarlos hacia la frontera con Honduras.

Aunque los autobuses llevan lonas con la leyenda Retorno Voluntario de la Comisión Nacional de Atención al Migrante de Guatemala (Conamigua) sólo pocos migrantes subieron de forma voluntaria; la mayoría no quiere tomar los camiones y regresar a su país de origen, Honduras.

Los migrantes, que habían llegado en grupos pequeños, acusaron a los directivos del albergue de concentrarlos en este punto para favorecer su captura.

Muchos caminaron separados de la caravana migrante que tomó camino rumbo al Departamento del Petén, aunque muchos más fueron desprotegías en contra de su voluntad.

Raúl Orozco, delegado de migración, expuso que fueron los propios directivos del albergue quienes les notificaron que había ya una gran cantidad de migrantes esperando pasar la frontera, por lo que ellos desplegaron el operativo.

Hasta el mediodía de este sábado, los uniformados guatemaltecos les impedían pasar al Río Suchiate y los mantenían encapsulados.

Hasta acá llegaron también paramédicos de la Cruz Roja de este país, así como funcionarios de la Procuraduría de Derechos Humanos.

El caudal del Río Suchiate es alto y cruzarlo sólo es posible con las balsas que cobran 30 pesos mexicanos o 10 quetzales guatemaltecos por persona.

El cónsul de México en Tecún Umán, Mauricio Ituarte, dijo que los migrantes que pasen en la balsa de forma ilegal serán deportados, y permitirán el paso sólo por el puente fronterizo, en donde se encuentran las autoridades migratorias, pero que primero se debe priorizar la situación sanitaria.

De lo que se trata es que no vaya persona alguna con contagios, añadió, para evitar que pongan en riesgo a otras personas y que la migración en México sólo será de forma regulada, segura y ordenada.

Fotos: Isaín Mandujano

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment