Clouthier ofrece créditos a restaurantes que van de los 25 mil a 250 mil pesos

Publicado el enero 20, 2021, Bajo Economía, Autor MonaLisa.

Como apoyo para evitar la quiebra y una mayor afectación de los restaurantes por la pandemia de Covid-19, principalmente en el centro del país, la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, anunció que se ofrecerán créditos por hasta 250 mil pesos o bien, acceso a alguno de los 60 mil créditos a la palabra que se lanzarán en este 2021.

La secretaria de Economía convocó a que restauranteros soliciten un crédito para contener los efectos de la pandemia y evitar el cierre de negocios.

Restaurantes de Ciudad de México “suplican” reabrir a pesar de pandemia

Restaurantes de la Ciudad de México exigieron este martes poder reabrir a pesar del complejo momento de la pandemia en la capital y en todo el país, y aseguraron que algunos establecimientos funcionarán esta semana desesperados por la ausencia de ingresos. Foto: Mario Guzmán / EFE

“Tenemos el programa de apoyo a la industria restaurantera, ustedes han oído que esta ha sido una de las que más afectada se ha visto y el objetivo aquí esa apoyar a los restaurantes formales para que puedan enfrentar los retos más apremiantes que el Covid nos ha llevado”, dijo en conferencia de prensa la nueva titular de la dependencia.

Detalló que los créditos de hasta 250 mil pesos forman parte del programa para la industria restaurantera formal, aunque no precisó ni las condiciones ni las tasas en que se concederían estos préstamos.

En tanto, la funcionaria resaltó que la dependencia cuenta con 1,600 millones de pesos para 60 mil créditos a la palabra, mismos que se repartirán en partes iguales entre los solicitantes pendientes de recibir el apoyo en 2020, negocios encabezados por mujeres y negocios que hayan cumplido con sus obligaciones patronales y fiscales.

“También está abierto a todos los créditos estos de los que hablábamos, de los 60 mil está abierto a todos los giros, no es un giro en especial. Simplemente hablábamos que en unos de ellos (restaurantes) tendría que haber una cabeza de mujer y en el resto ser comercios cumplidos“, comentó.

Desde el lunes 11 de enero, tras la extensión de una semana más del semáforo rojo en el Valle de México, líderes restauranteros exigieron que se les permitiera reabrir los comedores de sus negocios ante la presión por las bajas ventas, tras el cierre ordenado desde el 18 de diciembre por el regreso de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México a semáforo rojo ante el incremento de ocupación hospitalaria por casos de Covid-19.

Tras varios días de protestas, autoridades de la CDMX y el Estado de México accedieron a la reapertura de los comedores pero sólo en espacios abiertos, como terrazas, estacionamientos y balcones. Ante ello, autoridades capitalinas accedieron a que los comercios de menores dimensiones ocuparan incluso espacios públicos como banquetas y algunos espacios de estacionamiento en las vialidades.

El llamado de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) apuntó a que en los locales formales de alimentos se garantizan ciertas condiciones de sanidad y limpieza que en espacios informales no se pueden proveer, como el lavado de manos y la sana distancia.

En su mensaje, Clouthier detalló que se han acercado a la iniciativa privada para negociar la apertura por negocio más que por sector, de manera que se puedan evitar mayores afectaciones con el retraso en la reapertura de ciertas actividades.

“Quedamos de tener una reunión con el presidente del CCE y Zoé Robledo para hablar de negocios seguros más que para ver qué sí abre y qué no abre, que no se vayan quedando atrás los negocios que pudiesen resultar más afectados. En lugar de retrasar las aperturas, poder hablar de mecanismos de negocios más seguros”, dijo.

Desde mayo pasado, las autoridades federales establecieron que en semáforo rojo sólo se mantendrían abiertas actividades esenciales como servicios médicos, financiero, transporte y actividades relacionadas con servicios domésticos, mientras que la mayor parte del comercio y las industrias de consumo quedaban suspendidas hasta pasar a semáforo naranja.

En noviembre pasado, la Canirac advirtió que más de 120 mil establecimientos en el país podrían bajar la cortina definitivamente a causa de los cierres por la pandemia.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment