Prevén que Santa Lucía esté listo antes; entra en vigor rediseño de espacio aéreo

Publicado el marzo 15, 2021, Bajo 4T, Autor MonaLisa.


Con la participación de 150 controladores aéreos, el centro de control del AICM es el más grande de AL.

Se busca garantizar la seguridad en el espacio aéreo con el funcionamiento de los aeropuertos de la CDMX, de Toluca y este nuevo

Excélsior. 15/03/2021 05:52 MAGALI JUÁREZ

CIUDAD DE MÉXICO.

La primera fase del rediseño del espacio aéreo mexicano en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), con miras al funcionamiento del Aeropuerto Felipe Ángeles entra en vigor la próxima semana, pues se prevé que la obra concluya antes de lo previsto, en marzo de 2022.

La revisión, en manos de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), en coordinación con la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), para el funcionamiento del nuevo aeropuerto de Santa Lucía implicó el análisis de más de 600 rutas aéreas, pues su puesta en marcha impactará la navegación aérea de todo el país.

El rediseño del espacio aéreo, que se inició desde diciembre de 2018 —el último que se hizo fue en 2008— incluye un esquema para garantizar la seguridad en el espacio aéreo con el funcionamiento de los aeropuertos de la Ciudad de México, de Toluca y el de Santa Lucía.

Para realizar el rediseño se realizó la simulación de vuelos por pilotos nacionales y extranjeros en diferentes escenarios para asegurar la seguridad operacional y la viabilidad de los vuelos con el funcionamiento de las tres terminales aéreas.

El director general de Seneam, Víctor Hernández, platicó, en entrevista con Excélsior que el nuevo esquema pone énfasis en la interoperabilidad que tendrán el aeropuerto de Santa Lucía, el de la Ciudad de México y el de Toluca.

“El rediseño que realizamos incluye un estudio que garantiza la seguridad para la operación de los aeropuertos, por lo que no existen riesgos. Esto implica que tampoco habrá riesgos para los vuelos por el cerro Paula, en Santa Lucía”, aseguró.

Agregó que la AFAC llevó a cabo, de septiembre a diciembre de 2020, la oportuna certificación de los procedimientos de vuelo de las aeronaves y el rediseño del espacio aéreo, tomando como base la normatividad de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

En ese sentido, puntualizó que los usuarios del transporte aéreo pueden tener la certeza de que el espacio aéreo fue revisado por especialistas de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo y la European Union Aviation Safety Agency (EASA), entre otras agencias internacionales de seguridad.

Hernández explicó que, de acuerdo con los avances observados por el equipo del general Gustavo Vallejo, con quien los controladores también tienen una coordinación directa, estiman concluir las obras del aeropuerto Felipe Ángeles antes de lo establecido, en 2022, por lo que el objetivo es que la segunda fase del rediseño del espacio aéreo esté lista a tiempo.

Detalló que, para la operación de los controladores aéreos, con el rediseño del espacio aéreo, se invirtieron 800 millones de pesos en equipamiento.

Hernández comentó que uno de los elementos que se consideran como parte de este rediseño es la reubicación del aeropuerto de Atizapán, que realiza vuelos privados, pero que sí afectaría la operación para los vuelos del AICM, Felipe Ángeles y el de Toluca.

Crean licenciatura

A nivel nacional hay mil 100 controladores aéreos y en la operación de los aeropuertos del Valle de México participarán aproximadamente 300.

El director general del Seneam, Víctor Hernández, detalló que el centro de control del AICM es el más grande de América Latina, con 150.

Además, apuntó, es el espacio de capacitación para los controladores aéreos del país, por lo que desde este año surgirán las nuevas generaciones de licenciados, debido a que la SEP autorizó la creación oficial de la carrera.

Comentó a Excélsior que el Seneam impartirá directamente la licenciatura, pues de hecho es el lugar donde actualmente ya se preparan los controladores aéreos, por lo que los nuevos egresados ya podrán tramitar su cédula profesional.

Detalló que esto contribuirá a que la profesionalización de quienes tienen en sus manos las vidas de millones de pasajeros que se trasladan en los aproximadamente 8 mil vuelos diarios que se registran en el espacio aéreo mexicano.

Inversión para el rediseño

Para la operación de los controladores aéreos, en la primera parte del rediseño del espacio aéreo se invirtieron 800 millones de pesos en equipamiento.

Parte de los recursos utilizados forman parte de la última revisión de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la cual no realizó observaciones por el presupuesto destinado para el equipo requerido como parte del rediseño.

Víctor Hernández, director general del Seneam, detalló a Excélsior que hay algunos equipamientos que utilizan que tienen una antigüedad de más de 40 años y algunos son analógicos, por lo que la principal inversión se hizo en radares, equipo de comunicación, equipo de microondas y fibra óptica.

Indicó que las adquisiciones realizadas contemplan el hecho de que a futuro se utilizará para coordinar los vuelos en el espacio aéreo nacional.

Apuntó que la modernización completa de 59 aeropuertos que llevará cinco años más, pero adelantó que los propios ingenieros del Seneam están innovando con sus propios equipos que pueden bajar costos de forma exponencial.

“Un ejemplo es el ATIS, que cuesta 200 mil dólares y nuestros ingenieros trabajan para innovar con un equipo similar, cuyo costo asciende a cinco mil pesos”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment