@FBuenAbad La Dictadura del Algoritmo: Ideas para una revolución ciber-semiótica

Publicado el junio 23, 2021, Bajo análisis, Opinión, Política, Autor Gloriamlo.

En el documental La Dictadura del Algoritmo se cursa un periplo semántico que no prescinde de cierta tradición didáctica de referencia para saltar rápidamente a las profundidades, incluso más intrincadas, de una definición y una función claves en la vida política e ideológica de Internet (y de las “redes sociales”) que inundan nuestras vidas hoy. Es un documental con una coartada narrativa sencilla y con ambiciones políticas —en su sentido más amplio—, estratégicas, indispensables. Definido con simpleza de diccionario, quizá siempre ingenua, un algoritmo es: 1. m, conjunto ordenado y finito de operaciones que permite hallar la solución de un problema: 2. m. Método y notación en las distintas formas del cálculo. Diccionario de la Real Academia. Pero el asunto es más complejo. Veamos.

Protagonizan el “relato guía” del “documental” (veremos más adelante le pertenece tal caracterización) personalidades emparentadas con las más diversas sapiencias: académicas, políticas, tecnológicas. Se conforma así una propuesta audiovisual afirmada en la experiencia de los testimonios que terminan siendo una carga semántica poderosa, y un repertorio de vivencias directas, cuya solvencia y hondura son una garantía de calidad informativa. No hay duda sobre la seriedad o autoridad de los testimonios y los enunciados.

Es un relato construido, además, por protagonistas de la experiencia tecnológica llamada Internet que son, al mismo tiempo, usuarios y críticos, comprometidos en describir en una secuencia de argumentaciones, acaso injustamente lineal, encadenada (como cadena sintagmática) bajo el formato de entrevistas (excesivamente limitadas por un solo plano) que sirven de transporte al desarrollo de un análisis crítico —y una denuncia— sobre los usos y abusos de los “algoritmos” bajo el imperio de la dominación ideológica burguesa. De hecho, cada intervención de los protagonistas por sí misma podría ser una unidad semántica independiente y autosuficiente, como estrategia de divulgación para introducir, fraccionadamente, a personas no familiarizadas. Pero eso es otra virtud en la ingeniería de esta obra audiovisual.

No deja dudas sobre las necesidades y los retos de luchar contra las maquinarias productoras de “algoritmos” hegemónicos y nuestras relaciones asimétricas ante las tecnologías que, siendo grandes avances del conocimiento, simultáneamente son armas de guerra ideológica contra los pueblos. Todo dicho, además, con una magnífica calidad y nitidez de imagen y un soporte recurrente de símbolos abstractos alusivos a redes y puntos en movimiento. Estética de la tecnología hoy puesta de moda.

¿A quién le hablan las voces protagónicas en La Dictadura del Algoritmo? Seguramente a sus pares, a personas enteradas de algunos vocabularios afines o conexos, a estudiantes avanzados, a líderes sociales familiarizados con los entresijos de la cibernética… No parece ser un proyecto de interlocución con el común de los usuarios que no tuvieran acceso a algún método crítico. El documental demanda atención y posesión léxica no del uso común. Y eso está muy bien porque es exigente aunque construya barreras provisionales en algunos escenarios semánticos o semióticos. Es una experiencia audiovisual con fuerza intelectual idónea para territorios de enseñanza. Se aprende mucho.

Eso no implica que sea incomprensible y que no pueda, o deba, exhibirse con destinatarios no especializados o distantes a los andamios de las intimidades internautas. Pero reclama el despliegue preliminar de advertencias para aprovechar al máximo la experiencia de verlo y disfrutarlo. Algunos le pediríamos más dinámica narrativa, no como “anzuelo” en el sentido mercantil del relato audiovisual, sino como despliegue de cajas de resonancia epistemológicas capaces de interactuar con las palabras en planos semióticos simultáneos. No como ornatos ociosos. No como ilustraciones ni como decorados estériles, sino como evidencias concluyentes y comprensibles, por la sola visibilización de su ser y su modo de ser en consonancia con los conceptos de los testimonios. Semejante petición es de todo un trabajo de investigación específica.

Le pediríamos menos linealidad y más esteticidad, no de joyería banal sino de proyecto estético propio, necesario acaso para entrelazarse con la calidad y complejidad de un tema que se aborda poco desde una mirada crítica y dialéctica. Este documental es, por eso, un territorio de exploración que avanza de la mano de los testimonios vertidos y exige expansión de los recursos narrativos pertinentes a la novedad y verdad de los fenómenos aludidos y a la complejidad social y política de la geo-semiótica que cursa.

Le pediríamos liderar, con lo que tiene de potencia crítica, una batalla crucial hacia la comprensión de las amenazas y también una invitación a la apropiación de las metodologías y las tecnologías que hagan sitio a una generación de producciones algorítmicas, esta vez, para la emancipación de los pueblos. Completar pues, el aporte diagnóstico con una llamada a la praxis de los cambios, apropiándonos de las herramientas. Hacer dialéctica de La Dictadura de los Algoritmos transformada por la Revolución de las Conciencias. Está en pantalla.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment