#Opinión Daniel Serrano: Mentirle al presidente

Publicado el noviembre 3, 2021, Bajo 4T, AMLO, Internacional, Mañanera, morena, Opinión, Política, Autor @Sociologuito.

Claro que es posible mentirle al presidente, no sólo al nuestro sino a cualquier mandatario en el mundo. La disputa política y mediática están llenas de ejercicios discursivos con verdades a medias o con mentiras completas sobre eso que hemos consensado en llamar realidad social. Esta condición ha sido largamente estudiada en el mundo y ha corrido mucha tinta al respecto, quizá sólo políticos muy ingenuos se llamen a la sorpresa ante el uso de esas herramientas en la arena del poder.

Es natural que el polo político opuesto al presidente López Obrador utilice mentiras para intentar mermar su popularidad y credibilidad, condiciones inimaginables para un presidente en la historia reciente de nuestro país. Lo que llama la atención es que sea casi aceptable socialmente el uso de estas mentiras de la derecha. El desfiguro de Xóchitl Gálvez al decir que México sería líder mundial si Ricardo Anaya “hubiera ganado la presidencia” pinta de cuerpo entero a esta derecha incompetente, hipócrita, pendenciera que no sirve ni como oposición.

Por ello es inadmisible que ante un frente opositor que no cuaja, el partido de AMLO no tome iniciativas de mayor calado para profundizar la concientización y politización de una sociedad que dio un salto cuántico en 2018. Es verdad que la estrategia de crear un frente de amplísimo espectro para alcanzar la presidencia era un riesgo que traería consecuencias conductuales como el caso Lily Téllez por poner sólo un ejemplo, pero es igualmente cierto que esa estrategia era la mejor opción por que al mismo tiempo era la única opción.

El presidente ha dicho en reiteradas ocasiones que en 2024 se va por completo de la vida pública, estoy seguro de que garantizará la sucesión presidencial y después de eso no será ni líder moral ni jefe político, se irá. Lo hará. Quienes conocemos su pensar y su actuar sabemos que cumplirá su palabra y quizá por ello los apetitos están desatados particularmente por el reparto de candidaturas, por formar parte de una nueva y quizá al mismo tiempo vieja clase política que será la heredera de las simpatías de eso que algunos hoy empujan más como 4T que como obradorismo o morenismo.

En la lucha por esa herencia hay quienes en la propia izquierda recurren a las herramientas de la derecha. La mentira. En el gobierno, en el legislativo, en el poder judicial, el sector empresarial y hasta en morena hay quien miente al presidente. Cuántas de esas mentiras serán descubiertas durante el trascurso del sexenio o cuántas pasarán del castigo de la separación en los encargos a una acción judicial que pueda terminar en prisión, es quizá una de las incógnitas más comentadas en los círculos periodísticos.

Quienes mienten hoy al presidente en morena, le habían mentido en anteriores versiones del “movimiento” incluso en el PRD. Quien le miente hoy al presidente con datos de su gobierno lo hacía antes con los padrones de afiliados al “gobierno legítimo”, quien hace tortuoso el camino en el legislativo para sacar adelante los compromisos de AMLO quizá estuvo del lado de las reformas estructurales de Peña Nieto y formó parte de ese pacto contra México.

Entonces ¿se le puede mentir al presidente? Claro que se le puede mentir, lo que no se puede asegurar es que el presidente no se de cuenta de que le están mintiendo o que de verdad crea el contenido de esas mentiras. Quienes apuestan a la mentira en su relación con Andrés Manuel López Obrador no deberían olvidar que es quizá el político que posee el mayor equilibrio entre el zorro y el león del que hablaba Maquiavelo, tiene el carácter para espantar a los lobos, pero conoce como pocos las trampas de la política, razón suficiente para pensar dos veces antes de intentar mentirle. Quien actúa con piedad, humanidad o caridad de manera cotidiana, en la disputa por el poder o para conservarlo podría actuar sin titubear de la manera opuesta ante sus adversarios o al menos eso decía Maquiavelo.

Fuente: revoluciontrespuntocero.mx

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment