Detención del chapo Guzmán: Trabajo de la DEA

Publicado el marzo 4, 2014, Bajo Internacional, Noticias, Política, Autor Gloriamlo.

J. Jesús Esquivel
23 de Febrero de 2014
Narcotráfico

Pese a que el gobierno mexicano omitió precisar el papel desempeñado por la agencia antidrogas estadunidense en la captura de Joaquín El Chapo Guzmán, aparentemente el trabajo de inteligencia que llevó a la localización del capo sinaloense fue obra de la DEA. Al menos eso se desprende del comunicado que el procurador Eric Holder emitió la mañana del sábado 22 y de declaraciones de un funcionario antidrogas de Estados Unidos consultado por este semanario.

WASHINGTON.- La ubicación y movimientos de Joaquín El Chapo Guzmán en Mazatlán fueron detectados desde hace dos semanas por los servicios de inteligencia de la Administración Federal Antidrogas (DEA) y sirvió para que la Secretaría de Marina (Semar) atrapara al máximo capo del Cártel de Sinaloa.

“Nuestros servicios de inteligencia (informantes) lo ubicaron. Se enteraron que estaría en Mazatlán para supuestamente asistir a una reunión social”, revela a Proceso un funcionario de la DEA.

“La información se la dimos al gobierno de México, directamente a la Semar, con la cual tenemos una excelente cooperación”, matiza el funcionario entrevistado vía telefónica, quien pide el anonimato.

Aun cuando el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, y el presidente Enrique Peña Nieto –éste a través de su cuenta de Twitter y aquél en el hangar de la Semar– fueron parcos en mencionar la participación del gobierno de Estados Unidos en la captura del Chapo y se aseguraron de no mencionar a la DEA, en Washington el gobierno de Barack Obama se encargó de que esto no pasara inadvertido.

“Estamos complacidos de haber podido trabajar efectivamente con México por medio de la cooperación y relación que tienen con sus contrapartes mexicanas las agencias de la aplicación de la ley de Estados Unidos”, destacó el procurador estadunidense Eric Holder en el breve comunicado de felicitación al gobierno de Peña Nieto.

Trabajo conjunto

El funcionario de la DEA que habló con este semanario sostiene que “fue una operación conjunta” la que se hizo con la Marina de México para aprehender al jefe del Cártel de Sinaloa.

“Agentes de la DEA estuvieron presentes en el operativo al momento de la captura. Lo veníamos siguiendo muy de cerca desde la semana pasada y se trabajó con mucha cautela para evitar errores”, explica.

–¿Les preocupaba que no fuera El Chapo a quien estaban siguiendo? –se le pregunta.

–No. La información que habíamos obtenido venía de una fuente que tenía poco margen para equivocarse. Además, luego de que le pasamos la información a la Marina mexicana ellos también, con sus sistemas de inteligencia propios, corroboraron los datos. Fuimos sobre un blanco seguro –responde.

Los agentes de la DEA presentes en el operativo de la mañana del sábado 22 fotografiaron al Chapo después de que los efectivos de la Marina lo sometieran.

“Al Chapo Guzmán le tomaron inmediatamente huellas digitales y pruebas de ADN para corroborar su identidad”, comenta el funcionario de la DEA en entrevista telefónica. “Estas tomas y pruebas se enviaron inmediatamente a Estados Unidos y resultaron positivas”, añade.

–El procurador Murillo Karam dijo que el operativo para arrestar al Chapo se montó y preparó desde hace meses. Usted habla de que los sistemas de inteligencia de la DEA lo ubicaron y localizaron hace unas dos semanas. ¿Por qué esta discrepancia? –se le pregunta.

–No hay discrepancia. La verdad es que llevábamos años preparando estrategias para capturarlo, pero siempre había complicaciones de último minuto para detenerlo. Lo que pasó este vez fue que la información que recibimos comenzó a tener más sentido y fue hace unos días cuando se nos notificó con mayor precisión y claridad sobre los movimientos del Chapo.

–Pero no era la primera vez que la DEA ubicaba al Chapo. Hubo otros operativos que realizó el gobierno mexicano en el sexenio de Calderón y se les escapó. ¿Por qué?

–Por problemas de corrupción. Los elementos de los equipos especiales que se armaron llegaban tarde. Es decir, El Chapo se fugaba porque alguien le informaba del operativo. Se filtraba la información.

La DEA reconoce que la captura del Chapo es un golpe duro a las estructuras de poder del Cártel de Sinaloa, pero sostiene que esto no se puede ver como el desmantelamiento total del poder de la organización criminal pues siguen libres otros jefes, como Ismael El Mayo Zambada, Juan José Esparragoza Moreno, El Azul e incluso los propios hijos de Guzmán Loera.

“Será muy importante lo que diga El Chapo al gobierno mexicano ahora que sea sometido a los interrogatorios. Tiene mucha información que puede ser fundamental para desmantelar no sólo al de Sinaloa, sino al resto de los cárteles de México”, dice a Proceso el funcionario de la DEA.

En Estados Unidos El Chapo Guzmán está encausado judicialmente en varios estados por delitos de tráfico de drogas y lavado de dinero. Por ende, en breve el gobierno de Barack Obama solicitará al de Peña Nieto la extradición del capo.

Incluso antes de que el gobierno mexicano confirmara la captura Jack Riley, jefe de la oficina de la DEA en Chicago, declaró a los medios que él querría que Guzmán Loera fuera juzgado en el estado de Illinois.

En la Corte Federal del Distrito Norte, en Chicago, en la misma causa judicial donde se acusa a Jesús Vicente Zambada Niebla, El Vicentillo, de varios delitos de narcotráfico y lavado de dinero se señala al Chapo como otro de los acusados.

“Las actividades criminales de Guzmán de manera directa contribuyeron a la muerte y destrucción de millones de vidas en todo el mundo por la adicción a las drogas, violencia y corrupción”, sentenció Holder en la declaración escrita que distribuyó el gobierno de Obama minutos después de que México oficializara la captura de Guzmán Loera.

Fuente: Proceso 1947
Post: Gloriamlo

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: