#YaMeCanse Estudiantes de Filosofía de la UNAM, espiados durante al menos dos años

Publicado el Noviembre 19, 2014, Bajo Política, Autor @Sociologuito.

UNAM UAM IPN

Alina Rosas Duarte / 17 noviembre, 2014

(17 de noviembre, 2014).- Tras la irrupción de elementos de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) en Ciudad Universitaria de la UNAM, quienes dispararon contra jóvenes en la Facultad de Filosofía y Letras, éstos últimos no sólo condenaron los actos, sino que informaron sobre otros casos de acoso dentro de sus instalaciones realizados por las mismas autoridades universitarias. Una cámara que documentó 34 reuniones, conferencias o actos estudiantiles de “por lo menos” dos años atrás.

Durante una conferencia de prensa, los jóvenes señalaron que el pasado jueves 30 de octubre durante la asamblea estudiantil general de la Facultad de Filosofía y Letras, “la mesa de la asamblea informó que había una cámara de mano sobre un tripoide apuntando hacia dicha asamblea. Dicha cámara se encontraba en el primer piso de la Torre 1 (principal) de humanidades, escondida detrás de una ventana, entre una planta pequeña y una cortina”.

Al percatarse de ésta, los estudiantes lograron constatar que se trataba de una distinta a la cámara de seguridad fija como la instalada de manera fija en el jardín Rosario Castellanos donde se desarrollaba la reunión, misma que por seguridad, advirtieron, habían tapado con una hoja de papel.

Un grupo de estudiantes logró dar con el paradero del objeto que documentaba la asamblea de la Facultad, solicitándole al jefe de servicios generales, Felipe Hernández Zepeda, proporcionara la llave del lugar, a lo cual reviró que se trataba del contador Juan Manuel Romero Sánchez quien la poseía.

Durante el acto, los jóvenes señalaron que se le informó a la titular de la institución, Gloria Villegas Moreno, sobre lo que acontecía. Al conseguir la llave, narraron, “se ingresó a la oficina en presencia de la directora, el jefe de servicios generales, el contador y el jefe del Departamento de Adquisiciones e Inventarios, José Luis Rivera, y el recién nombrado secretario de Extensión Académica, el maestro Francisco Noriega Elío”.

Fue Rivera quien tomó la cámara en un primer momento, para luego, dada la presión estudiantil, entregársela a éstos.

“La directora dijo que una vez retirada la cámara, se procedería a retirar la memoria sobre la que se grabó, el señor Rivera aclaró que la grabación se enconrtraba en el disco duro del mismo aparato, así lo confirmó la comisión estudiantil después de inspeccionar la ranura de la memoria tipo SD”, declararon.

Frente a los medios, los estudiantes explicaron que la cámara y el tripoide están inventariados como propiedad de la universidad.
Fue Rivera, jefe de Departamento de Adquisiciones quien aceptó haber puesto la cámara “por orden expresa dle secretario administrativo el doctor René Aguilar Piña quien no se encontraba en la facultad”, declararon los estudiantes este lunes.

Sin embargo, más tarde, precisaron los estudiantes, René Aguilar Piña indicó que “a él le pedían documentar sobre las asambleas, pero no especificó quiénes le daban tal orden; la comisión [estudiantil] prefirió [no] interrumpir y esperar a que el maestro […] diera las explicaciones en el Consejo Técnico al que se acudió y donde éste mismo dijo que grababan las asambleas para cuidar la integridad física de los estudiantes ‘por si alguien se desmaya’ y que no se grababa el audio de las mismas, aunque en una grabación encontrada se oye al mismo maestro René Aguilar Piña preguntar al señor José Luis Rivera ‘estamos grabando el sonido también ¿verdad?”.

El contenido*

Al revisar los documentos que contenía la cámara, éstos se percataron de que “había más videos registrados en la cámara. Una visualización posterior confirmó que los vídeos correspondían a conferencias, ruedas de prensa y, especialmente, a asambleas y encuentros entre estudiantes y autoridades“.

Las filmaciones contienen 12 asambleas estudiantiles generales de la facultad del 13 al 20 de octubre del presente año, realizadas en solidaridad con los normalistas desaparecidos en el municipio de Iguala, Guerrero; además de una grabación de una reunión oficial que sostuvo el doctor Javier Torres Parés en el marco de las Brigadas Internacionales de Paz donde tocó el tema de “acoso a la organización de derechos humanos Comité Cerezo México, en la cual participan alumnos de la UNAM”.

“Cinco videofilmaciones ilegales de encuentros entre estudiantes y funcionarios de la dirección de la Facultad de Filosofía y Letras, dos videos que apuntan directa y estáticamente a la azotea del auditorio ‘Ché Guevara’ y siete video filmaciones de eventos académicos“.

Las demandas

Ante la violación de sus derechos, dijeron los jóvenes, éstos demandaron la renuncia inmediata de la directora de la dependencia y de los antes aludidos, así como “de toda autoridad y funcionario que por omisión o intervención directa, resulte responsable”.

Y es que exigieron tanto a las autoridades universitarias como a las autoridades competentes del Estado mexicano “tomar de manera inmediata las medidas apropiadas para garantizar la seguridad e integridad física y psicológica de los estudiantes que participan en las asambleas universitarias […] y se vigile que no haya represalias académicas contra ellos”.

Además de la investigación correspondiente sobre los actos de vigilancia para saber quién ordenó filmar estos eventos, con qué objetivo. asi como el destino que éstas tienen, resultados que deberán ser públicos.

Los jóvenes pidieron desmantelar el sistema de cámaras en la universidad, apegarse a Pactos y Convenciones Internacionales de Derechos Humanos firmados y ratificados por México.

Por último, demandaron el inicio de un proceso democrático para la elección de un cuerpo directivo.

Fuente: revoluciontrespuntocero.com

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: