Los despojan de sus hoteles con valor de 118 millones de dólares mediante escrituras ilegales en Tulum

Publicado el noviembre 16, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

tulum
Imagen:rivieramayablog.com
REVOLUCION 3.0
Eddie Villa Real, vocal ejecutivo de la Asociación de Colonos Turísticos Ecológicos Pino Suárez A.C., señaló que debido a un enramado de corrupción un total de 11 hoteles y nueve predios ubicados en Tulum, Quintana Roo fueron víctimas de una burocracia falsa despojando a sus dueños.
El valor económico de las pérdidas para los ahora exhoteleros es de 118 millones de dólares.

El enmaraño de irregularidades comienza con escrituras ilegales que emanan de un decreto presidencial no existente a nombre de Antonio González Avilés que data de mediados del siglo pasado, cuando Miguel Alemán era presidente de México.

Los actos de corrupción que llevaron al despojo de sus hoteles a empresarios involucran también a magistrados, jueces, actuarios y funcionarios estatales y municipales que han validado escrituras ilegales, señaló Eddie Villa Real, quien también es representante de 150 posesionarios e inversionistas tanto nacionales como extranjeros afectados por el fraude.

Los hoteles reclamados se encuentran asentados en Pino Suárez, Tulum, en un terreno de 50 hectáreas ubicado frente al mar, con una extensión de 8 kilómetros de largo y 100 metros de ancho.

Personajes empresariales como Erik Noren (ya fallecido, pero cuyas escrituras ilegales aún son utilizadas), el empresario Mauricio Schiavone, (hoy respaldado por el actor y empresario Roberto Palazuelos), así como los abogados Carlos González y Amador Treviño, entre otros han promovido varios juicios con documentación ilegal para despojar a los posesionarios de sus hoteles.

Ejemplo de ello es Mauricio Schiavone quien mediante “moches” logró de la Junta de Conciliación y Arbitraje de Quintana Roo realizar una huelga y con el apoyo de una turba de “esquiroles” colocaron banderas rojinegras en los hoteles de Tulum, entre ellos El Padus, propiedad de unos inversionistas italianos y que obtuvo Schiavone con el apoyo de los “trabajadores”, aunque de acuerdo con Villa Real, El Padus después pasó de manera “misteriosa”, a manos de Roberto Palazuelos. Ahora ese hotel lleva el nombre de Esmeralda K.

Entre los hoteles despojados se encuentran además Puerta del Cielo, Playa Azul, Casa Magna, Vía Laktea, Tierra del Sol, Hamaca Loca, Dos Ceibas y Casa Xi-Cho.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: